Durante el recorrido de 12 kilómetros que inicia de la Iglesia Santo Domingo, en la capital, hasta llegar a la iglesia de Las Sierritas, “Minguito” es acompañado por miles de promesantes que agradecen al santo milagroso por los favores concedidos.

Los fieles devotos compartieron los milagros que les ha concedido la diminuta imagen, en la que su mayoría es la sanación de enfermedades.

“Mi hijo mayor tenía una diarrea y una infección intestinal y Santo Domingo me lo sanó; hoy mi hijo que en ese entonces tenía 1 año, tiene 24 años y desde ese entonces yo participo en esta fiesta llena de fervor y religiosidad”, expresó Claudia María Caldera Rodríguez.

Doña Patricia Salas, comentó “tengo 28 años de traer y venir a dejar a Santo Domingo de Guzmán, el me ha hecho muchos milagros a mi familia y en especial el milagro de sanar a mi hijo a quien le dio una hemorragia de sangre a los 6 meses y desde ese entonces yo le bailo a Santo Domingo”.

Con un traje típico con cintas de colores y llamativos collares, doña Sara Maria Arancibia lleva 55 años de participar en esta tradición.

“Minguito” me ha hecho muchos milagros y ahorita le ando agradeciendo por el milagro que le hizo a mi hermana, ella tenía 15 años de querer tener un hijo y gracias a mi santo patrono ya está a pocos días de parir a su primer bebe”.

“Con 44 años de pagarle promesa a “minguito”, el tradicionalista José María Barahona, mejor conocido como “Chema Pelón”, también acompaño a la imagen hasta su morada en Las Sierritas, “Vamos en armonía y alegres, cada año se suman más pobladores en estas fiestas y es bonito ver que cada año se desarrollan en tranquilidad y alegría”.

Vestida con traje típico, con una pequeña replica de Santo Domingo y su gran devoción, doña Gloria Centeno de 52 años, comentó “Tengo 8 años de pagar promesa, en primer lugar le agradezco a Dios por la salud de mis hijos y le agradezco porque a mi hijo lo saco del vicio de las drogas”.

“Yo antes lo bailaba igual, pero fue cuando yo le pedí que sacara a mi hijo de las drogas y el me cumplió, que yo me visto con este atuendo y cargo su capillita con una réplica de su imagen, finalizó.