El tradicional desfile hípico de Managua cerró las fiestas agostinas en honor a Santo Domingo de Guzmán.

Este 10 de agosto, se pudo ver desfilar caballos de distintas razas que guiados por sus dueños fueron el mayor atractivo para todas las familias nicaragüenses que optaron por disfrutar de la hípica capitalina.

Lo que más llama la atención de la población que visita el sector de la Avenida de Bolívar a Chávez, Plaza España y Tiscapa son las carrozas con flores y máscaras típicas como el Güegüense y la belleza de los más de mil hípicos que participan y por su puesto de la música a ritmo de chicheros y marimba.

Además, la población disfruta de la comida y bebidas que venden comerciantes a lo largo de los 7 kilómetros del recorrido.

José Orlando Alemán Álvarez, comentó que cada año ve más alegre las hípicas.

“Tengo como veinte años de participar en la hípica de Managua y en todas las hípicas de Nicaragua, me gusta venir a mostrar mi ejemplar, este es un caballo bello de raza iberoamericano tiene ocho años y venimos a gozar las fiestas”, indicó.

El montado Jimmy Rostran del Rancho Xolotlán, comentó “me parece muy bien este desfile de los caballos que es algo muy típico en Nicaragua y en Centroamérica. Mi caballo es español, es un caballo que trabaja muy bien”.

Sobre la seguridad que brinda la Policía Nacional para garantizar que tanto los montados como las personas que recorren la pista, el señor Deglys Padilla, indicó que le ha parecido primordial para que todo se desarrolle en orden.

“Venimos a montar a nuestros caballos y a disfrutar con los amigos y ver que está todo seguro es algo que lo hace a uno sentirse tranquilo”, señaló.

“Esto de lo de montar ya lo llevamos en la sangre, yo soy de Matagalpa y desde pequeño monto y en el caso de las hípicas de Managua participo como miembro de la Asociación de Montados desde hace cuatro años”, expuso.

Sin duda alguna los que más disfrutan el ambiente de hípica son las familias nicaragüenses que asisten a ver las carrozas y a los montados.

“Me gustan los caballos, todos están bien hermosos así que no me arrepiento de haber venido hoy, el primero de agosto se lo dediqué a Santo Domingo y hoy vine con mi familia”, dijo Emilio Obando.

“El ambiente está bien porque veo todo tranquilo, nos sentimos que vamos caminando de manera segura, antes recuerdo que habían muchos borrachos y ahora no”, comentó Santiago Calderón.

Por su parte, la señora Johana Padilla, externó “Yo soy poca para estas fiestas, pero me decidí venir hoy y me ha parecido bien todo, no hay ningún peligro porque está la policía regada”.

“Vine con mi familia para que conozcan un poco sobre esta tradición y he quedado admirada de la belleza de los caballos”, indicó Padilla.