Las autoridades francesas arrestaron a un sospechoso de tener vínculos con los autores del ataque a una iglesia de Normandía (noroeste), hecho que terminó con la muerte del sacerdote del lugar, informó hoy la prensa local.

De acuerdo con un reporte de la televisora BFMTV, la detención ocurrió el lunes en Toulouse (sur) y el individuo, de unos 20 años, está siendo interrogado por la subdirección antiterrorista de la policía.

El hombre es propietario de una línea telefónica en la que se identificaron contactos con los autores del ataque, Adel Kermiche y Abdel Malik Petitjean, además de que en los días previos hizo un viaje a Saint-Étienne-du-Rouvray, localidad donde se encuentra la iglesia.

El 26 de julio los dos jóvenes de 19 años irrumpieron en la institución religiosa, tomaron como rehenes a varios de los presentes, y degollaron al párroco, un hombre de 86 años.

Poco después los atacantes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.

Durante la acción los jóvenes declararon pertenecer al Estado Islámico, grupo terrorista que horas más tarde reivindicó por su parte la autoría el hecho.