Con el aroma a incienso que subía en humo al cielo azul, y las frutas que se cosechan de los campos que nos da la madre tierra, y el grano de cacao, en el centro inició la celebración de los Pueblos Originarios e Indígenas del Pacifico Centro Norte de Nicaragua en la Plaza de la Cultura de la Ciudad de Las Flores, para luego salir en una marcha que recorrió las calles y concluyó en la Escuela Folklórica Trinidad Dávila.

La Ciudad de Masaya, fue el corazón que recibió a veintidós delegaciones de Pueblos Originales e Indígenas, quienes destacan el apoyo del Gobierno, que preside el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, con la ratificación del convenio 169 declarado en las naciones Unidas y el cumplimento al artículo cinco de la Constitución Política de Nicaragua, a sí lo enfatiza Dominga Pérez, originaria de San Lucas del Municipio de Madriz.

Los Participantes, destacaron el trabajo de unidad que se promueve entre los diferentes actores sociales donde se ha originado los programas de Gobierno que han llegado sin distinción de raza, color, religión o política, impulsando las soluciones y armonía en los problemas pero sin descuidar el cuido a la Madre Tierra.