Los hogares del barrio Waspán Sur, en el Distrito VI de Managua, fueron visitados este martes por las brigadas de fumigación del Ministerio de Salud (Minsa), como parte de la intensa lucha contra el Aedes Aegypti, mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya.

En este barrio capitalino se atendieron 920 viviendas, y la idea era matar al mosquito adulto y así evitar la propagación de las epidemias.

El doctor Benito Flores, director del Centro de Salud Silvia Ferrufino, exhortó a la población a no bajar la guardia y por tanto a seguir redoblando los esfuerzos para destruir depósitos que podrían convertirse en potenciales criaderos.

Llamó también a la población a abrir sus puertas al momento que pasen los brigadistas tanto de fumigación como de abatización.

La ciudadanía se muestra consciente del problema y por tanto dispuesta a unir esfuerzos con las autoridades de salud y así erradicar las enfermedades.

“Es bueno que fumiguen porque los zancudos se mueren. Y uno también debe poner de su parte. Hay gente que no le gusta vivir en lo limpio, pero hay que poner de su parte para que todo esté aseado y sin calaches que acumulen agua”, dijo Rosa María Rostrán.

“Aquí tratamos de mantener todo limpio. Usted puede verlo. Es que así se evitan esas enfermedades que andan dando”, aseguró por su parte Tania Rivas, otra de las pobladoras.