Fred Menger atesora un vínculo especial con nuestro país. Profesor en la Universidad de Emory (en Atlanta, Estados Unidos), Menger es una de esas personas que viven la solidaridad a flor de piel. Y, como él mismo expresa, Nicaragua ocupa un lugar preferencial en su corazón.

Nieto e hijo de ‘tigres’, el prestigioso químico y escritor ‘salió doblemente rayado’. Su abuelo fue el famoso economista Carl Menger (uno de los fundadores de la Escuela Austríaca de Economía); su padre, el prominente matemático Karl Menger, fue quien en 1926 describió la ‘esponja de Menger’, un clásico de la geometría fractal.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

A lo largo de sus ochenta años de vida ejemplar, Fred Menger ha hecho honor a sus ilustres antepasados. Las ciencias químicas se han enriquecido con sus contribuciones académicas, además de que por sus cátedras han pasado una pléyade de estudiantes que hoy ocupan posiciones destacadas en prestigiosas universidades y empresas internacionales. Pero, por sobre todas las cosas, Menger ha testimoniado a través de sus acciones cuán necesario es, hoy como mañana, promover los principios de igualdad, respeto mutuo y fraternidad.

El reconocido especialista ha visitado Nicaragua en diferentes ocasiones, desde la década de los ochenta, para participar en proyectos de solidaridad. En el pasado otorgó becas a estudiantes de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI). Actualmente, alejado de los laboratorios de investigación por el peso de los años, Fred conserva inmutables sus sentimientos de aprecio por nuestro país.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

Ricardo Alvarado, embajador de Nicaragua en Finlandia, dialogó con el doctor Menger. Con la humildad y sencillez que caracteriza a los grandes, el científico pidió al diplomático transmitir su respeto y admiración por el pueblo nicaragüense. A continuación sus impresiones.

¿Cómo nació su interés por Nicaragua?

Desde hace tres décadas guardo un cariño especial por Nicaragua. Recuerdo que en los años cincuenta tomé un curso en mi escuela secundaria, en Chicago, en el que estudié el papel del General Sandino en la historia nicaragüense.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

¿Cuándo viajó por primera vez a Nicaragua?

A finales de los ochenta tuve la oportunidad de viajar a cualquier parte del mundo y, sin pensarlo dos veces, me decidí por Nicaragua. Eran tiempos de guerra, pero quería interactuar con su gente, con su realidad. Este primer viaje sembró para siempre mi admiración por el país, por su pueblo, dando lugar a visitas futuras.

¿Se ha relacionado con universidades nicaragüenses?

Hace varios años invité a cinco estudiantes para realizar pasantías de investigación en los laboratorios de Emory. Fueron experiencias exitosas y productivas. Los contactos con los estudiantes me han permitido mantener los nexos con el país, con sus vivencias, sus avances. Por cierto, nuestra escuela de negocios (Goizueta Business School) ha impulsado actividades para promover el café nicaragüense.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

¿Cuál es su opinión sobre los retos y oportunidades para Nicaragua en el contexto global?

Ustedes tienen en abundancia dos recursos naturales cuya importancia mundial va en aumento: sol y agua. Y, lo principal, el país cuenta con el amor del pueblo nicaragüense por la vida, la paz y la libertad, nervio generoso e invencible que se nutre del legado de Sandino. Creo en el futuro de Nicaragua.

¿Qué representa Rubén Darío para usted?

A través de sus obras se proyectan imágenes maravillosas del alma nicaragüense. El poema “Lo fatal” te llega donde más duele.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

¿A qué dedica el tiempo libre?

Ahora, alejado de mis laboratorios, escribo más. Mi último ensayo se titula ‘Disaster Capitalism’ (El capitalismo del desastre).

¿Ha escrito artículos sobre Nicaragua?

Uno que otro. Recuerdo “A troll visits Nicaragua” (Un duende visita Nicaragua). Una ficción corta que narra “mi descenso al fondo del cráter del volcán Masaya para tomarme una cerveza”.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”

¿Regresará a Nicaragua?

Estoy en una edad en la que se me dificulta viajar. Por esta razón no he visitado Nicaragua, como quisiera, desde hace algún tiempo. Pero a menudo reflexiono sobre mis experiencias pasadas en ese bondadoso país.

¿Desea enviar algún mensaje al pueblo nicaragüense?

Me han faltado las energías para hacer más por Nicaragua, desafortunadamente las fuerzas flaquean cada vez más. Creo que no he contribuido lo suficiente, me siento culpable por ello y pido disculpas. Pero mis recuerdos de afecto por ese noble país persisten y persistirán. He viajado por todo el mundo y puedo afirmar que la amabilidad de los nicaragüenses es única.

Por favor transmita el profundo respeto y admiración que siento por la tierra de Sandino y de Darío.

Fred Menger: “Admiro al pueblo nicaragüense”