Para el sindicalista Luis Barbosa, dirigente de la Central Sandinista de los Trabajadores (CST), Nicaragua ha venido despuntando en el crecimiento del empleo formal, y podría crecer mucho más si incorporara a los miles de trabajadores que aun no están adscritos al INSS.

Barbosa señaló que más del 60% de los trabajadores de la población económicamente activa del país trabaja en el sector informal, apuntando principalmente en el sector de la tercerización.

En ese sentido aseguró que el Gobierno ha realizado esfuerzos para restituir los derechos de los trabajadores, entre los que destacó la aprobación de un código laboral y la discusión de la ley de tercerización que permitirá un mayor crecimiento del trabajo formal.

No obstante Barbosa criticó que el sector empresarial no apoya el esfuerzo del gobierno para mejorar las condiciones de los trabajadores.

El sindicalista insistió en que la empresa privada debe sumarse y apoyar la regularización del trabajo tercerizado, para que los trabajadores gocen de más derechos al inscribirse en el INSS, tener vacaciones y una jornada laboral de 8 horas.

Manifestó que de aprobarse la ley de tercerización el crecimiento en el empleo será mayor, lo que significa que los trabajadores mejorarán su calidad de vida y la de sus familias.

Por otro lado Barbosa destacó que es positivo que el gobierno está atrayendo inversiones que además de contribuir con el desarrollo, respetan los derechos de los trabajadores.