El gimnasta francés Samir Ait Said se ha partido una pierna al caerse en la recepción de un salto durante la ronda de clasificación de los Juegos de Río.

Tras doblarse y caer al suelo, Ait Said se quedó con las piernas en el aire, la izquierda completamente doblada hacia fuera con una fractura evidente.

El gimnasta se llevó las manos a la cabeza e inmediatamente fue atendido por las asistencias médicas, que le inmovilizaron en una camilla y le sacaron de la Arena Olímpica en medio de una gran ovación.

Sus compañeros de equipo quedaron muy afectados, aunque los entrenadores evitaron que se acercaran a donde le atendían.

Con anterioridad se había lesionado también el alemán Andreas Toba, en el ejercicio de suelo. Tuvo que retirarse pero abandonó la sala por su propio pie.

Estados Unidos adelanta a Japón

Estados Unidos ha probado como acertada la mezcla de gimnastas expertos y debutantes que ha seleccionado para los Juegos de Río y ha adelantado a Japón, equipo campeón del mundo, en la ronda de clasificación que decidirá los ocho países finalistas.

Los estadounidenses Sam Mikulak, Jake Dalton y Danell Leyva, que ya compitieron en Londres 2012, y los debutantes olímpicos Chris Brooks y Alex Naddour llevan por buen camino su objetivo de devolver a su país al podio, tras la quinta plaza de hace cuatro años.

Sumaron 270,405 puntos, poco más que los 269,264 de Japón. El equipo británico, subcampeón mundial y bronce olímpico, es de momento tercero con 268,670. Los brasileños marchan cuartos, con 268,078.

Cuando se dispute la tercera subdivisión los ochos mejores equipos tendrán billete para la final del lunes, en la que partirán de cero.

Individualmente, nadie ha podido aún con el japonés Kohei Uchimura, incluso habiéndose caído de la barra. El campeón olímpico y seis veces campeón mundial lleva 90,948 puntos, por delante de los 89,240 del británico Nile Wilson y los 89,232 del también nipón Ryohei Kato.

Mikulak es el mejor clasificado entre los estadounidenses, provisionalmente cuarto con 89,041.

Danell Leyva, bronce individual en Londres y que está en Río como sustituto del lesionado John Orozco, ha aprovechado la ocasión y marcha segundo en paralelas y cuarto en barra, con opciones de disputar ambas finales.

Las opciones de los alemanes (son quintos) de entrar en la final por equipos quedaron mermadas por la lesión de Andreas Toba, que se retiró sin poder acabar su ejercicio de suelo cuando estaba llamado a hacer el concurso completo.

Pero las de Francia se vinieron abajo por completo con el grave percance sufrido por Samir Ait Said. Todo el estadio pudo observarle tumbado en el suelo con la pierna izquierda partida, tras caerse en la llegada de un salto.

Los españoles Ray Zapata, solo en suelo, y Néstor Abad, en el concurso completo, están también incluidos en la última subdivisión.