Decenas de brigadistas de salud y trabajadores de distintas instituciones del Estado se desplegaron por el Barrio Cuba, Distrito II de Managua, para avanzar en la jornada de lucha antiepidémica, depositando abate en pilas, piletas y barriles en el interior de las viviendas.

Además, los brigadistas les explicaron a los pobladores  la importancia de eliminar los criaderos de zancudos.  Entre las recomendaciones orientadas destacan la limpieza en el hogar, lavar las pilas y depósitos con agua ya que la larva se reproduce en aguas limpias.

La doctora Guillermina  Kuant, directora del Centro de Salud Sócrates Flores, afirmó que a diario se atienden entre 3 y 4 pacientes con fiebre en las unidades febriles que están abiertas las 24 horas para la población.

En esta ocasión, los brigadistas de salud abatizaron más de 800 viviendas. Además los brigadistas insistieron que la población debe abrir sus puertas para que las jornadas de abatización y fumigación realicen un buen trabajo en lo que se refiere a la eliminación de criaderos de zancudos que transmiten el dengue, zika y chikungunya.

Jessica Miranda, pobladora del barrio Cuba, dijo que es importante la labor que hacen las brigadas de salud, pero recordó que las familias tienen mucha responsabilidad para mantener los hogares aseados a diario.

"Esto está muy bueno porque la epidemia del chikungunya y el zika  está por todas partes", señaló Miranda.

La joven dijo que  en su hogar además de la limpieza, no dejan que se acumule agua en ningún depósito para evitar que se convierta en criadero de mosquitos.

Gloria Rosales,  opinó que  las jornadas se están realizando constantemente y son efectivas porque ayudan a eliminar los zancudos.

"Ellos pasan frecuentemente abatizando, fumigando y dejando recomendaciones. Además procuramos que no haya charcas,  que no haya basura y aplicamos el plan calache a cada rato. Si hay algo que no  sirve lo mandamos a botar", señaló Rosales.

Auxiliadora Jirón comentó que la jornada es importante porque  estamos en temporada de invierno y proliferan más los  zancudos.

"Vemos que está perfecto. Aquí mantenemos seco sin agua almacenada para que no se convierta en  criaderos. A veces hay casas que tienen charcos, sumideros e incluso en la calle en la acumulación de agua  se reproducen los zancudos, entonces debemos tomar todas las medidas que nos recomiendan", explicó doña Auxiliadora.