El CSC inaugurado en al comunidad de Kislaya, en Waspam, en el marco del desarrollo del programa Euro-Solar, contribuirá al desarrollo local en todos los sentidos.

El nuevo CSC de Kislaya, también es el número 22 instalado en el municipio de la RAAN, y con el mismo, se da por concluida la fase operativa de Euro-Solar. La inversión total del proyecto fue de 2,488,905.00 Euros, provenientes de una donación de la Unión Europea, y de fondos del Estado de Nicaragua.

El puesto tecnológico, al igual que en el resto de comunidades, fue instalado en el centro escolar público de la localidad. Los equipos alimentados con el kit solar que cuenta con un sistema fotovoltaico autónomo, son, un teléfono satelital, cinco computadoras portátiles, un sistema purificador de agua, un refrigerador para almacenar y preservar en condiciones óptimas vacunas para la comunidad, un cargador de baterías, un equipo multifuncional (impresora, fax, fotocopiadora y scanner), y un kit de iluminación y además, una conexión a internet vía satélite.

Proyecto de energía solar, valorado en gran medida por la comunidad

Gilberto Clarens Mejía, miembro del Consejo de Ancianos  de Kislaya, expresó el entusiasmo de recibir ese medio para comunicarse con el mundo, mismo que será cuidado por la comunidad, para dar garantía al Gobierno central, de que los esfuerzos realizados por cambiar sus condiciones de vida, son valorados de gran manera.

“Con este proyecto vemos bastante cambiada la comunidad, anteriormente era triste, vivíamos como en una selva grande, pero ahora hay una gran oportunidad, podemos tener comunicación unos con otros en las diferentes comunidades, por cualquier problema, cualquier enfermo, hay solución inmediata por medio de este Euro-Solar (…) pedimos al gobierno que nos siga apoyando, estamos dispuestos a cooperar, a mantener, vigilar, con el esfuerzo de la comunidad”, dijo Clarens.

Del mismo modo, Jerónimo Chow, maestro de primaria en la localidad, valoró positivamente el nuevo centro comunitario.

El educador, refirió como el beneficio principal, el que los estudiantes tienen mayor acceso a una educación de calidad, partiendo de que “las comunidades indígenas, casi no tienen acceso a esa tecnología”.

“Hay algunos estudiantes, que yo sé que en los años que vienen van a manejar todo eso (los equipos), ahora, los mismos estudiantes sólo viene aquí, y buscan en internet lo que necesitan para aprender, y nos ayuda mucho a la hora de las clases”, manifestó.

Por su parte, Salvador Mansell, Presidente Ejecutivo de ENATREL, afirmó que la alegría de los pobladores Kislaya por la instalación del nuevo CSC, es un ejemplo de cómo los sectores que habían sido menos favorecidos durante gobiernos anteriores, valoran el ingreso de la energía eléctrica, pues así pueden aprovechar todo el progreso que ello representa.

Asimismo, Mansell  aseguró que es voluntad del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, cumplir al pueblo, mejorando la calidad de vida de las familias nicaragüenses, sobre todo en los sectores más alejados y desprotegidos.

El presidente de Enatrel, recordó que anteriormente, responder ante una emergencia era algo mucho más complicado en sectores como el de Kislaya. El tendido eléctrico que alimenta Waspam, se encuentra ubicado a más de 100km de la localidad.

En el sector, existen plantas eléctricas que brindan el suministro energético por un tiempo máximo de ocho horas, lo que hace que los CSC, se conviertan en puntos estratégicos para afrontar cualquier eventualidad.

Mansell dijo también que los centros comunitarios son el primer paso frente al objetivo del gobierno encabezado por el Comandante Daniel Ortega, de cambiar completamente el sistema de interconexión que se construye a partir de Siuna.

Además de Enatrel, otras entidades que trabajaron coordinadamente para hacer realidad la iniciativa, fueron el Ministerio de Energía y Minas (MEM), Ministerio de   Educación (MINED), Ministerio de Salud (MINSA) y el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (TELCOR).

De la misma manera, fue posible la instalación de los CSC gracias al Fondo de Inversión en Telecomunicaciones (FITEL), Gobierno y Concejo Regional, Alcaldías Municipales, Secretaría de la Mesa del Caribe, pero sobre todo, gracias a la comunidad organizada.