La continuidad de Asensio puede afectar a dos de los jugadores que más dudas han levantado en los últimos meses: James e Isco. Tanto el colombiano como el español iniciaron la pretemporada con la mentalidad clara de continuar en el conjunto blanco, pero el fichaje de Asensio a petición de Zinedine Zidane pone en un aprieto a dos jugadores que quieren tener un rol destacado en el equipo.

James se incorporó al stage en Estados Unidos tras asegurar en MARCA que seguiría en el Real Madrid y que lucharía por un puesto en el once titular, palabras que fueron tomadas por buenas por Zinedine Zidane. "James se va a quedar", dijo el entrenador francés. En el mismo sentido, aunque no de manera pública, se pronunció Isco cuando habló con el club. El malagueño tampoco quiere salir del Real Madrid -éste, al contrario que el colombiano, ni se lo planteó al acabar la pasada temporada- y Zidane también le ha respaldado públicamente. "Es un jugador del Real Madrid que me gusta mucho y se va a quedar", dijo Zizou en un evento publicitario en Turín.

Competencia

Pero entonces, ni James ni Isco contemplaban que Asensio fuera a formar parte del Real Madrid. Y con el mallorquín en el equipo, las opciones de jugar se reducen todavía más. Tanto el colombiano como el español salieron del once la temporada pasada en muchos partidos importantes y este año, lejos de suavizarse la competencia en la plantilla, se aumenta más.

Tanto Isco como James pueden jugar en la línea de tres delanteros como en la línea de los tres centrocampistas, pero en el once ideal de Zidane no aparecen como primera opción ni en una ni en otra. En ataque, a día de hoy, la BBC es innegociable y además están Morata, Lucas Vázquez, Jesé -que saldrá en breve- y Asensio, que también puede actuar en el centro del campo, donde Kroos, Modric y Casemiro también parten con ventaja. Además, en la medular, aparece también un jugador como Kovacic, en el que Zidane tiene depositadas muchas esperanzas para esta campaña.

Así las cosas, en el Madrid entienden que lo más conveniente para el equilibrio de la plantilla es que salgan, por lo menos, dos futbolistas para reducir el overkooking que tiene elReal Madrid en el centro del campo y en la delantera. Uno será Jesé y lo más probable es que el otro que salga sea James o Isco, futbolistas ambos que no se sienten cómodos en el rol de secundarios.

Por James el Madrid recibió una oferta de 85 kilos de la Premier e Isco siempre ha sido objeto de deseo de la Juventus y del City, aunque el fichaje de Sané le podría cerrar las puertas de Mánchester.