Centenares de viviendas aledañas al Centro de Salud Sócrates Flores, en el Distrito II, fueron fumigadas y abatizadas por los brigadistas del Ministerio de Salud.

La doctora Guillermina Cuan, directora del Centro de Salud Sócrates Flores, señaló que "hemos venido trabajando desde inicio de año en la prevención de las enfermedades sobre todo lo que es el dengue que es una enfermedad que mata. A la vez si nosotros combatimos el dengue estamos combatiendo el zika y el chikungunya".

En ese sentido, Cuan recordó que se le pide a la población que colabore dejando entrar a los brigadistas a las viviendas.

"Hemos notado mucha cooperación de las familias, pero necesitamos que el 100% se sume porque si nosotros no trabajamos todas las casas que están en una comunidad nos queda siempre un foco que va estar aportando mosquitos que van a transmitir enfermedades", indicó.

En el barrio la población ya sabe lo que tienen que hacer para eliminar los criaderos y matar al mosquito adulto.

Paulina Carrasco, habitante del sector, expresó que las jornadas de fumigación y abatización contribuyen con la lucha antiepidémica. "Evitan la propagación de enfermedades porque eliminan los mosquitos", dijo Carrasco.

Comentó que los brigadistas le recomendaron mantener la limpieza en el interior de la vivienda, la destrucción de criaderos y si presenta algún síntoma de las enfermedades acudir inmediatamente al centro de salud.

Doña Dolia Velásquez, manifestó que sin la fumigación y abatización habría muchos zancudos en esa zona. Comentó que todas las familias deben de colaborar para que se erradiquen los criaderos de zancudos por el bienestar de toda la comunidad.

Armando Peralta, señal que la jornada de fumigación debe realizarse continuamente para evitar que los mosquitas y otras plagas proliferen en la comunidad.