Palabras del Comandante Daniel después de la Inscripción de Fórmula del FSLN-Alianza Unida, Nicaragua Triunfa! 2 de Agosto del 2016

[email protected] [email protected] nicaragüenses, queridas Familias nicaragüenses; Juventud... ¡Juventud, Divino Tesoro, de Nicaragua, y el Mundo!

Entre el quehacer de una Revolución, están nuestros Compromisos Sociales, nuestro Compromiso con [email protected] Pobres, nuestro Compromiso con [email protected] [email protected] de la Tierra, y eso significa garantizar Derechos, el Derecho a la Tierra para [email protected] [email protected], el Derecho de una Vivienda Digna para las Familias, el Derecho a la Salud, el Derecho a la Educación. Pero ¿quiénes vienen construyendo y forjando ese Pro-ceso? El Pueblo, y el Pueblo está sólidamente ahí integrado por Hombres y Mujeres, por Mujeres y Hombres. Ese es el Pueblo. El Planeta entero está integrado, y todas las Naciones, por Hombres y Mujeres, Mujeres y Hombres.

Pero aún en los Procesos Revolucionarios la participación de la Mujer ha sido excepcional, y [email protected] venimos asumiendo el Compromiso a lo largo del Tiempo, desde el momento mismo de la Victoria hace 37 años, el 19 de Julio de 1979, venimos asumiendo el Compromiso de la incorporación de la Mujer al Quehacer, al Protagonismo de los Cambios; no la Mujer simplemente como un punto de apoyo doméstico allá en la casa, lavando la ropa, cuidando a [email protected] Niñ@s, y preparándole la comida al hombre cuando regrese del trabajo, sino la Mujer como Protagonista.

En una Sociedad machista, en un Planeta machista, donde esas Labores que significan la conducción del Estado en sus diferentes Instituciones le ha sido asignada históricamente a los Hombres, siendo las Mujeres, como les decía, que se incorporan a estos Procesos, hechos excepcionales, y nuestro Compromiso ha sido, bueno, ir empujando en esa dirección, y no ha sido fácil, no ha sido fácil, como otro gran desafío que tenemos, en el que venimos avanzando, es la incorporación de la Juventud como Protagonista, como Actora y Autora de los Cambios que se están produciendo en nuestro País.

Nosotros llegamos de nuevo al Gobierno en el año 2007, en Enero de 2007, ¿y qué encontramos? Encontramos que hasta donde se había logrado llegar del 79 al 2006, era a una participación de las Mujeres en los Ministerios, como Ministras de Estado. En años anteriores quizás un poquito más o un poquito menos, pero siempre un índice bien bajo.

Para el año 2006 nosotros nos encontramos con 16.66% de Mujeres en los Ministerios, que correspondían a dos Ministras. Ya en el año 2016 pasamos de 2 Ministras a 9 Ministras, para tener una mayoría de Ministras del total de Ministros que tenemos, para alcanzar del 16.66% en el 2006, al 56.25% en el 2016.  ¡Es un salto, un salto de calidad en la conducción del Gobierno! Las Mujeres conduciendo el Gobierno a la par de los Hombres, incluso con una participación un poco mayor de Mujeres aquí sobre los Hombres.

Viceministros... En el 2006, 3 Viceministros equivalían al 25%, ahora tenemos 6 Viceministras que equivalen al 37.5%; o sea, hemos avanzado pero todavía no alcanzamos el 50% que es nuestra meta.

Luego en la Corte Suprema de Justicia teníamos 4 Magistradas Propietarias, 25% en el 2006, actualmente tenemos 5, 31.25%. Tenemos que avanzar más allí todavía en este Poder del Estado.

En el Consejo Supremo Electoral para el 2006 no había una sola Magistrada Propietaria; antes había habido Magistradas Propietarias, y se había reducido eso a Cero para el 2006. Ahora tenemos 3 Magistradas Propietarias que da 42.85%, y una Magistrada Suplente que da 33.33%.

En la Asamblea Nacional, bueno, ahí hemos logrado avanzar, y ahora tenemos una Ley que manda, que tiene que haber ahí una inscripción de Hombre-Mujer, Mujer-Hombre en las Listas de Diputados y Diputadas a la Asamblea Nacional... a la Asamblea Nacional como Diputados Nacionales, como Diputados Departamentales, y como Diputados al Parlamento Centroamericano.

Actualmente, en la Asamblea Nacional, de 20 Mujeres que equivalían al 21.73% en el 2006, actualmente tenemos ya 39 Mujeres que equivalen al 42.39%; esto en razón que todavía cuando se eligieron a [email protected] [email protected] no estaba la Ley que está establecida para estas Elecciones del 2016.  Pero ya el Frente Sandinista venía impulsando esta Política, independientemente que no estuviera esta Ley, y en la Asamblea Nacional actual el porciento de Diputadas Mujeres en el Frente Sandinista que en el 2006 era de 36.84%, 14 Mujeres, ahora Diputadas Sandinistas son 35 Mujeres que equivale al 56.45%. Es decir, tenemos una presencia de Mujeres que ya llegó a nuestro objetivo que es 50-50, y lo rebasó incluso en cuanto a Diputadas Mujeres.

En las Alcaldías Municipales había 17 Alcaldesas en el 2006 que equivalía al 12%... 11.18%, y en el 2016 tenemos 63 Alcaldesas, esto equivale al 41.17%. De  estas 63 Alcaldesas, esto es el gran total de Mujeres, 60 son del Frente Sandinista. O sea, el Frente por su propia Política ha venido alcanzando hasta el 44.44% de Alcaldesas, 41 el gran total, y el Frente 44.

Y en Vicealcaldesas el gran total es 90, ahí ha sido mayor el crecimiento, hasta un 58.82% en el 2016. En el 2006 era de 14.47%, habían solamente 22 Mujeres Vice- Alcaldesas; ahora estamos hablando de 90 Vicealcaldesas, y de estas 90 Vicealcaldesas 75 son Vicealcaldesas del Frente Sandinista, lo que hace dentro del Frente Sandinista que el 55.55% sean Mujeres.

Ahí podríamos seguir manejando más datos, y destacando cómo en Organismos Internacionales ya Nicaragua aparece punteando en los primeros lugares a Nivel Global en lo que son los Cargos Ministeriales a Nivel Mundial. Y en uno de los últimos datos que tenemos aquí de la Unión Interparlamentaria que presentó su Informe en el 2015, Nicaragua aparece con 47.1% de Mujeres; ahí estamos en la posición número 5.

Luego, como hemos logrado incorporar más Compañeras Mujeres nosotros por la Ley de Organización, Competencia y Procedimiento del Poder Ejecutivo, entonces esto nos da todavía un puntaje mayor, seguramente en el próximo Informe vamos a estar en una posición todavía mejor de la que actualmente tenemos en esto.

Y en cuanto a lo que son las Mujeres en los Parlamentos a Nivel Mundial, Nicaragua aparece aquí en la posición número 15 en el Mundo, y estamos seguros que ya ahora con la aplicación de la Ley del 50-50, y con la Elección de las nuevas Autoridades, de los Nuevos Diputados, entonces vamos a tener una posición todavía muy superior.

Este es un asunto de fondo, porque tiene que ver con la estructura ideológica de nuestra Sociedad; estamos rompiendo una estructura ideológica machista, la estamos rompiendo, la estamos quebrando, y aun así hay mucho que avanzar porque sabemos que todavía en nuestro País, y en el Mundo, hay mucho que avanzar en cuanto a que las Mujeres puedan incorporarse plenamente a todas las labores que la Sociedad demanda en el Campo de la Cultura, la Ciencia, la Tecnología, en la Agricultura, en la Pequeña Empresa; en todos los Campos.

O sea, hemos venido avanzando pero nos faltaba para ser consecuentes, teníamos el compromiso de palabra después de las Elecciones del 2006, y el Gobierno que iniciamos en el 2007, nuestro compromiso de palabra, dijimos: Bueno, la Compañera Rosario 50, y 50... ¡Aquí vamos 50 y 50! Pero esto no se concretaba formalmente, institucionalmente, como sí se ha venido concretando formalmente e Institucional-mente en las Instituciones.

Porque aquí en el dato de las Instituciones hay que agregar, aquí nos falta, hay que agregar todas las Instituciones donde recientemente, prácticamente este año, y parte del año pasado, pero sobre todo este año tenemos ya Co-Direcciones donde está un Varón y una Mujer, una Mujer y un Varón... ¡Co-Direcciones! O sea, una Dirección conjunta, donde están juntos un Hombre y una Mujer.

Y ahora, para ser consecuentes con este Compromiso se hablaba, bueno, ¿quién va a asumir la Vicepresidencia, para continuar el Buen Gobierno en este País, para continuar trabajando por la Paz, por la Estabilidad? ¿Quién? Ahí no podíamos dudar que tenía que ser una Mujer, y quién mejor que la Compañera que ha realizado ya una labor puesta a prueba, con mucha Eficiencia, con mucha Efectividad, con mucha Disciplina, con mucho Sacrificio, ¡sin horario!

Eso lo saben ustedes, [email protected], ustedes lo saben bien, y lo saben [email protected] Alcaldes, lo saben [email protected] [email protected] ¡[email protected] [email protected] Compañ[email protected] lo saben!  Entonces, para ser consecuentes, bueno, aquí está la Compañera Rosario, en representación de las Mujeres nicaragüenses, como Fórmula para la Vicepresidencia de este País.

Estábamos ya oficializando la Inscripción ante las Autoridades Electorales, ante ese Consejo Electoral donde ahora hay 4 Mujeres: 3 Propietarias, una Suplente. La Suplente estaba presente ahí, porque uno de los Propietarios anda en labores fuera del País; el Presidente del Comité Olímpico, el Compañero Emmett anda en Brasil ahora con el Equipo Olímpico nicaragüense, entonces ahí estaba la Compañera, y ha estado trabajando todos estos días como Miembro del Consejo, Propietaria, en tanto no está el Suplente. Y siempre tiene labores ahí en el Consejo.

Y les decíamos a las Autoridades del Consejo Supremo Electoral que cuentan con todo nuestro respaldo. Sabemos que la labor del Juez es difícil, no hay Juez que le caiga bien al público; desde el que es Juez de Boxeo, o Juez de Beisbol, o Juez de Futbol, no hay forma que le caiga bien al Público, ¡no hay forma! O el que está ejerciendo la Justicia en el Poder Judicial, no hay forma que le caiga bien.

Igualmente pasa con el Poder Electoral; yo le recordaba al Doctor Rivas que aquí, cuando fuimos a las Elecciones del año 1990 con un Consejo Supremo Electoral Nacional, Departamental, Regional, Municipal, por todos lados 100%, 200% Sandinista, pero fuimos a esas Elecciones con un Pueblo amenazado; entonces el Pueblo no pudo votar libremente, porque tenía miedo, y decidió darle el voto a quienes prometían la Paz, porque contaban con el respaldo del Imperio.

Era escoger entre la Paz y la Guerra... ¡así se ponía la Elección de dura! Entonces hubo una votación a favor de la Paz; o sea, el Pueblo pensó, claro, que la otra opción como contaba con el respaldo del que nos hacía la guerra, y estaba comprometida con la Paz, entonces era la única opción que podía traer la Paz. Un razonamiento a final de cuentas muy práctico de parte del Pueblo.

Y antes de las Elecciones hablaban de fraude porque el Consejo estaba tomado por el Frente Sandinista; que venía el fraude porque estaba tomado por todos lados el Consejo Electoral, en el Nacional, en el Departamental, en el Municipal, por todos lados. Entonces decían: ¡Viene el fraude! Y cuando el resultado electoral fue contrario al Frente Sandinista, entonces dijeron: ¡Qué buenas las Elecciones! ¡Qué buen Consejo Supremo Electoral! Y aplaudieron al Consejo.

Y le recordaba al Doctor Rivas, que él ya para las siguientes Elecciones estaba en el Consejo, Elecciones de 1996, y le recordaba que nosotros en esas Elecciones pusimos mil quejas, había Observadores y les pusimos mil quejas a los Observadores, pero ¿quién nos escuchaba si los Observadores tenían su compromiso con las otras Fuerzas?  ¡No nos escuchaban!

Pero aun así, sabiendo que íbamos en una total desventaja, fuimos a esas Elecciones. O sea, nosotros nunca hemos rehuido a una Elección, desde el año 1984 en que la Revolución trajo por fin Elecciones verdaderamente democráticas a este País.  Nunca hemos rehuido a una Elección, siempre hemos ido a las Elecciones, aunque estemos claros, como estábamos claros que esas Elecciones no eran justas, no eran transparentes, no eran equitativas, con el respeto que se merece el Doctor Rivas y el Consejo Supremo Electoral. Pero bueno, fuimos a esas Elecciones.

Y al día siguiente de las Elecciones, reunidos con los Observadores, y al frente de los Observadores don Oscar Arias, el Presidente de Costa Rica, y el Presidente Gaviria, de Colombia, y todos los Observa-dores europeos, latinoamericanos, les digo allá en la Secretaría del Frente: Vean, nosotros no podemos reconocer estos Resultados Electorales; ustedes han visto lo que ha pasado.

Inmediatamente el Presidente Oscar Arias me dice: Daniel, ni sigás, ni sigás, porque en nuestros Países por situaciones irregulares mucho menores de las que hemos visto aquí en Nicaragua, estas Elecciones se anulan y se convoca a nuevas Elecciones. Pero, dice, ustedes vienen de una Historia y no les queda más que aceptar porque sería terrible anular aquí estas Elecciones, y llamar a otras Elecciones.

¡Fíjense qué cinismo, qué cinismo! ¿Pero qué le podía decir? Sencillamente ellos en ese momento se levantaron ya, y salieron a declarar que las Elecciones habían sido unas Elecciones justas, limpias. Lógicamente en esos momentos todos los grupos de Poder que nos adversaban, nacional e internacionalmente, bueno, hablando mara-villas del Poder Electoral, y hablando maravillas del Doctor Roberto Rivas.

Habría que buscar esos titulares de la Época cómo hablaban maravillas del Doctor Rivas. Era un Santo, lo tenían como un Santo ahí, ¿por qué? Porque al Frente le habían arrebatado la Elección. Esa es la Elección que buscan los Observadores, la Elección que tiene que perder el Frente, y que si el Frente la gana, hay que des-calificarla, para quitarle legitimidad.

Bueno, al final nosotros, aun cuando cuestionamos las Elecciones, dijimos que no reconocíamos los Resultados; al final, respetando las reglas del juego, porque esas son las reglas del juego, son las Reglas que están establecidas en nuestro País, entonces decidimos reconocer y trabajar en la Asamblea, trabajar como oposición de forma constructiva, tomar Acuerdos donde había que tomar Acuerdos, hacer Reformas cuando había que hacer Reformas.

Hicimos Reformas porque se venían haciendo Reformas a la Constitución ya con el Gobierno anterior, se empezaron a hacer Reformas a la Constitución que había dejado la Revolución que fue promulgada en el año 1987. La empezaron a reformar, y estaban en su derecho los Diputados; se hacían los votos, podían reformarla. Igual nosotros desde la Asamblea promovimos Re-formas en ese Período.

Vino la siguiente Elección en el año 2006, igual, la misma Historia, y nosotros cuestionamos también. Pero claro, como la Fuerza Política que ganaba era la Fuerza Política que respaldaban los Poderes externos, y Poderes internos, entonces el Doctor Rivas otra vez un Héroe. Eso fue en el 2001 cuando vino el Ingeniero Bolaños; es cierto.

1996, el Candidato era el Doctor Arnoldo Alemán... sí, y el Doctor Alemán con todo el respaldo, bueno, estaba en su derecho, lo respaldaban todos, todos los Poderes, los poderosos de Nicaragua lo respaldaban plenamente, y los poderosos de afuera lo respaldaban plenamente, claro que sí, y estaban en su derecho ellos de respaldarlo.

En el 2001 la Elección, sí, igual, nosotros cuestionamos, y luego con el Resultado Electoral al final también reconocimos; o sea, no íbamos a salirnos de ese tipo de Batalla Cívica, Electoral; porque podíamos haber renunciado a todo eso, e irnos a otras batallas, pero no lo hicimos. 

Dijimos: Vamos a seguir dando la batalla en los Poderes del Estado donde podamos tener representación, en la Asamblea Nacional donde teníamos representación. Y dimos la batalla, porque ya teníamos el compromiso que lo asumimos el 26 de Febrero del año 1990, ese día asumimos este compromiso ante nuestros Héroes, ante nuestros Mártires, ante el Pueblo, que seguiríamos dando la batalla, que seguiríamos luchando, gobernando desde abajo, hasta regresar de nuevo al Poder, al Gobierno.

¡Y aguantamos también! Aguantamos los primeros 6 años con el Gobierno de doña Violeta; aguantamos los siguientes 5 años con el Gobierno del Doctor Alemán, los siguientes 5 años con el Gobierno del Ingeniero Bolaños, haciendo sí una Oposición constructiva. Y tuvimos la pa-ciencia sí, y la Confianza, y la Fé en el Pueblo, y la Fé en la Juventud, que la Victoria se haría realidad nuevamente... ¡Y la Victoria, gracias a Dios, se hizo realidad nuevamente!

¿Ahora qué es lo que tenemos que hacer [email protected] [email protected] nicaragüenses, queridas Familias, querida Juventud? Bueno, seguir trabajando, no descuidemos el trabajo, no descuidemos la atención a los problemas de las Familias. Es cierto, hay que hacer la labor electoral, pero sin menoscabo del Servicio al Pueblo, a [email protected] [email protected], a las Familias; sin descuidar esas Tareas, y con la seguridad de que este es un Gobierno que continuará trabajando hasta erradicar la Pobreza y la Extrema Pobreza de nuestro País, hasta erradicar el Hambre de nuestro País.

Seguiremos trabajando, [email protected] [email protected] nicaragüenses, para hacer realidad a esta Nicaragua de Principios Cristianos, Va-lores Cristianos, Principios Socialistas y Prácticas Solidarias. Vamos a seguir trabajando con esa Seguridad, con esa Fortaleza, con esa Convicción de que hoy más que nunca tenemos que defender la Estabilidad, la Paz, la Seguridad de [email protected] [email protected] nicaragüenses, por el Bienestar mismo de las Familias nicaragüenses.

¡Que Viva Nicaragua, Bendita y Siempre Libre!