El Comandante-Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo Zambrana fueron inscritos ante el Consejo Supremo Electoral (CSE) como los candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y la Alianza Unida, Nicaragua Triunfa. 2 de Agosto de 2016.

Palabras de Daniel:

Desde el año 1984 hasta la fecha llevan 17 Procesos, incluido el de Noviembre de este año. Ha sido un Proceso largo en la Historia de Nicaragua llegar a alcanzar esa meta de que los cambios y las decisiones que tome la Población a la hora de elegir las Autoridades sean de forma pacífica.

La Historia de Nicaragua está plagada de guerras, y con el establecimiento de la Constitución que se promulga a raíz de las Elecciones del 84 con la Asamblea Nacional Constituyente que se instala en Enero del 85, ahí se forjó la Constitución con el Pueblo. Se debatió esa Constitución que es la que estableció los Principios que siguen siendo vigentes, el Pluripartidismo, la Economía Mixta, y No Alineamiento en el Campo Internacional.  ¡Siguen teniendo vigencia!

Luego conocemos la Historia, es decir, la Constitución empezó a sufrir Reformas, y estaban en pleno derecho los Diputados en su momento a hacer las Reformas que consideraban convenientes.

Las primeras Reformas se llevaron a cabo a partir del Período del Gobierno de Doña Violeta. En ese Período se dieron las primeras Reformas; o sea, fue reformada la Constitución que se promulgó en el año 1987, en Enero del 87.

En Enero del 87 se promulga la Constitución, fueron dos años de trabajo prácticamente. En Enero del 87 que vino, recuerdo, el Presidente Alan García, cuando ya promulgamos la Nueva Constitución, y esa Constitución contó con el respaldo de diferentes Fuerzas Políticas; pero esa Constitución que promulgamos en el año 87, como fruto de la Revolución, sufre su primera Reforma en el Período del 90 al 96.  Ahí se da la primera Reforma.

Luego vendrían otras Reformas que está dentro de los Principios de la Democracia, de que el Poder Parlamentario, la Asamblea Nacional, pueda hacer las Reformas que considere conveniente a la Constitución, y se han venido haciendo Reformas.

Se han venido realizando también las Elecciones, independientemente de que señalemos siempre defectos en los Procesos Electorales. Nosotros hemos señalado cantidad de defectos en los Procesos Electorales; incluso lo he dicho en varias ocasiones que, para las Elecciones de 1996... ¿Usted estaba en el Consejo ya, Doctor?

Recuerdo que después de las Elecciones, al día siguiente nos reunimos allá en la Secretaría del Frente con los Observadores Internacionales, y estaba ahí el Presidente Oscar Arias, el Presidente Gaviria, de la OEA; estaba el Presidente de Colombia por la OEA; estaba el Centro Carter, recibimos una cantidad de Observadores ahí, Observadores europeos también.

Entonces teníamos nuestros cuestionamientos a esas Elecciones nosotros, e hicimos los cuestionamientos... O empecé a hacer los cuestionamientos.  ¡Intenté! Porque dije dos palabras; dije: “Como pueden haber observado nosotros no podemos reconocer estos Resultados Electorales”.

Inmediatamente el Presidente Oscar Arias tomó la palabra, y me dijo: Daniel, en cualquiera de nuestros Países, por menos de lo que ha pasado en Nicaragua, estas Elecciones tendrían que realizarse nueva-mente; había que anularlas y realizarlas nuevamente. Pero, ustedes viniendo de toda una historia, no les queda más que aceptar. Y salieron ellos luego a decir que las Elecciones habían salido bien.

Lo importante es que, independientemente de nuestros cuestionamientos, al final hemos acatado, sí, en esa ocasión estuvimos cuestionando, pero al final acatamos.  Y en la siguiente Elección también cuestionamos, y volvimos a acatar.

Eran condiciones donde lo que está claro es que se mueven posiciones, de acuerdo lógicamente a la identificación política de algunos grupos, de algunos sectores; pero a final de cuentas lo que determina es el voto de la población, y la decisión que toma el Tribunal.  Eso es lo que determina.

Ahora vamos a estas nuevas Elecciones Nacionales, donde también se van a elegir a Diputados Departamentales, Diputados de las Regiones del Caribe Norte y el Caribe Sur; los Diputados Nacionales, Diputados al Parlamento Centroamericano, y Presi-dente y Vicepresidente de la República.  Y nuestro compromiso como Jefe de Estado es garantizar la Paz y la Estabilidad, y parte de la Paz y la Estabilidad es que este Proceso Electoral camine de la mejor manera.

Que pueda caminar, porque todo Sistema en el Mundo tiene que estar en constante perfeccionamiento.  No existe un Sistema perfecto, en ninguno de los ámbitos en que se mueve la Ciencia, en que se mueve el Comercio, en que se mueve lo Social, no existe la perfección; en la Religión, en todo, no existe la perfección, siempre hay que estar buscando cómo mejorar, cómo perfeccionar.

Y estoy seguro que ustedes, ahora con un Consejo Supremo Electoral con un alto grado de participación de Mujeres, el Consejo cuenta en sus Miembros Propietarios con 4 Mujeres y 6 Varones.  Entonces lo que nos falta es el 5 y 5, para cumplir con el Principio de la Equidad.  Ese es un Principio que ya lo hemos logrado avanzar en lo que es por Ley, en lo que son los Diputados, en lo que son las Alcaldías.

Bueno, todavía no lo tenemos establecido en lo que son los otros Poderes del Estado, como el Poder Judicial, o el Poder Electoral... Pero bueno, se ha venido empujando ahí y hablamos de 4 Compañeras Mujeres y 6 Varones. Hay un avance, sí, bien importante.

Y ustedes, Doctor, [email protected], pueden contar con todo el respaldo del Estado en esta labor; tenemos que coordinar a todo el Estado en lo que es el apoyo a este Proceso. Sabemos que es un Proceso complejo, con recursos limitados, no tenemos los Presupuestos que tienen otros Países con crecimientos mucho mayor, con ingresos mucho mayor que el nuestro, y lo importante, con un Presupuesto enorme.  Los Presupuestos nuestros son realmente pequeños y eso demanda, por lo tanto, a todas las Fuerzas del Estado incorporadas para garantizar el éxito de estas Elecciones.

Y cuanto nos alegra que ya se hayan inscrito varias Alianzas, varios Partidos, dando Fé y la Confianza de lo que es el Pluripartidismo, y el Camino de la Paz que en este campo se lleva por la vía Electoral para elegir Autoridades, que es el único Camino.

Yo les quiero decir que, sabemos que tienen sobre ustedes una enorme responsabilidad; sabemos que tienen que estar ahí lidiando con Poderes, internos y ex-ternos, que solamente se satisfacen cuando resulta ganador la Fuerza Política que ellos respaldan... entonces el Consejo Electoral es muy bueno.

O cuando pierde el Frente Sandinista, entonces el Consejo Supremo Electoral es muy bueno. En el 90, magnífico el Consejo Supremo Electoral, ¿por qué? Porque dio un resultado que no fue favorable al Frente Sandinista. Entonces, magnífico el Consejo Supremo Electoral.  Lógicamente, cuando el Consejo Electoral dio resultados después en el 2006... eran bendiciones para usted, Doctor, de parte de todos los que hoy lo cuestionan; eran bendiciones, y era avance para usted, en las Elecciones del 96.

Después, en las Elecciones del 2006, igual, bendiciones para el Doctor Rivas... ¡el Doctor Rivas era un Santo! Lo tenían allá como un Santo.  Y sigue siendo.

Eso se llama Libertad de Palabra, Libertad de Pensamiento, esa es la verdad, cada quien puede pensar y opinar lo que quiera, por eso está en la Naturaleza Humana, y también en ese tipo de comportamiento de avalar solamente lo que a uno le conviene. 

Lo vemos en el Deporte, que difícil aceptar para un Equipo perder frente a otro Equipo.  Hasta berrinches se arman ahí, golpes, y todo.

Gracias a Dios en este Campo Electoral se ha venido madurando, se ha venido avanzando y, nuestro compromiso con este Poder del Estado que es el Poder Electoral, es coordinar los esfuerzos con todos los otros Poderes del Estado, con todas las Instituciones del Estado, para que este Proceso Electoral sea un Proceso Electoral que fortalezca aún más la Confianza del

Pueblo en lo que es el Derecho de elegir a sus Autoridades. Tenemos esa convicción, y tenemos esa certeza de que vamos a lograrlo. Eso es lo más importante.