El cineasta y explorador, Sam Cossman, acompañado de su equipo, brindó detalles de la expedición que realizará en el volcán Masaya, en el que pretenden instalar 80 sensores de monitoreo.

Durante la conferencia de prensa que se realizó desde el propio volcán Masaya, estuvieron presentes el Asesor del INETER, Wilfried Strauch, y la co-directora del INTUR, Anasha Campbell.

La estadía de esta expedición será de un mes. El equipo está conformado por el cineasta y explorador, Sam Cossman; el ex austronauta, Scott Parazynski; el científico y vulcanólogo, Guillermo Caravantes; Hugo Nordell, encargado de la aplicación de la instalación de sensores y la conexión de Internet en el volcán; y Mike Thompson, especialista en la construcción de “tirolina” (una polea suspendida por cables montados en un declive o inclinación).

Aunque todavía no hay fecha para el rodaje del documental, el proyecto en marcha y su transmisión en vivo a través de un sitio web, será el 15 de noviembre de este año.

Hay que destacar que Qwake, es la empresa de Sam Cossman que organiza este proyecto, patrocinado en gran medida por la empresa estadounidense General Electric (GE).

Cossman dijo que pretenden descender en el cráter en diferentes niveles, “hasta llegar al lago de lava e instalar en toda esta zona del cráter hasta 80 sensores que registran el movimiento y gases entre otros fenómenos, información que después se procesará para entender mejor qué está pasando en el volcán”.

Para bajar a la profundidad del cráter e instalar los sensores, en esta expedición se usaran tecnologías de cables, un método mucho más seguro.

“La idea no es recolectar los datos y tenerlos almacenados, nuestro objetivo es hacer accesible esta información para todos”, afirmó.

“Hay muchos científicos en el mundo que tienen interés en el volcán o estudiantes y doctores que ya han desarrollaron nuevos métodos de alerta temprana que permitirá ayudar a mejorar la situación en este volcán”.

Volcán Masaya tendrá uno de los monitoreos más avanzados del mundo

Cosmman expresó que “si logramos instalar todo este equipo y conectarlo con los programas de cómputos, vamos a tener aquí uno de los sitios más avanzados para el monitoreo volcánico en el mundo, y eso nos va a servir para probar nuevos métodos que nunca se han probado en el mundo”.

“Este trabajo en primer línea es de orden científico-tecnológico al instalar los sistemas, pero el trabajo es tan interesante que el vídeo que se va a realizar de la expedición va a gustar a mucha gente en el mundo, una gran oportunidad para mostrar a Nicaragua al mundo como un país en desarrollo y las bellezas que posee", señaló Cossman.

Reconoció que desde su primera visita, además de admirar el impresionante Lago de Lava en el volcán, también hay otras cosas bellas e interesantes en Nicaragua que vale la pena que la gente de otros países conozca.

Novedoso sistema que usarán para descender al lago de lava

Mike Thompson, es el encargado en diseñar la “tirolina”, un novedoso sistema para poder descender de forma segura al volcán y para mitigar todos los riesgos posibles.

“Vamos a poner 2 sistemas, el primero es un sistema para bajar desde lo que llamamos el nivel 2, que es la parte superior del cráter, hasta el nivel 1 que sería el lago de lava”.

Este novedoso sistema de descenso ya había sido diseñado para el volcán Ambrym, Vanuatu, pero en el volcán Masaya es la primera vez que se implementa.

“Los 2 riesgos principales que estamos contemplando es la caída de rocas y el segundo es las emanaciones de gases; entonces estamos diseñando un sistema, el primero para que la tirolina, un sistema de descenso, nos aleje de los muros de cráter para que el riesgo de caídas de roca se minimice”.

El primero es un sistema de descenso controlado, que consiste básicamente en un cable de acero que baja desde arriba hasta el nivel 1 y con muchos anclajes en la parte superior para asegurarse que no hay ningún tipo de riesgo y también hay un sistema circular de cuerdas que nos permite ascender o descender.

Una vez instalado el sistema, el siguiente paso es asegurarse que puede transportar todo el equipo hasta el nivel 1, para después hacer el descenso posterior hasta el nivel 0.

El descenso del nivel 1 al nivel 0, será en principio un descenso directo, van a tener una cuerda anclada en la parte superior del nivel 1, y desde ahí la cuerda va a descender de forma vertical hasta el nivel 0.

“Esa es la mejor forma de asegurar que cuando se produzca el primer descenso de Sam Cossman va a poder llevar todo el equipo necesario, su traje térmico, respirador y máscara filtradora de gases, todo lo necesario para que este seguro en el nivel 0”, explicó Thompson.

Usarán conexión de radio

Por su parte Hugo Nordell, fuerza impulsora detrás de la aplicación de la instalación de sensores y conexión a internet en el volcán, explicó que no utilizarán WiFi entre los diferentes Nodos.

“Lo que usaremos es una conexión de radio que debido a la frecuencia que hemos seleccionado, tiene la ventaja de poder penetrar mejor a través de la atmósfera y también de alcanzar distancias más grandes”.

La red entera, va a consistir de un cerebro principal que es el que se conecta con internet, instalado en el centro de visitantes, “y después vamos a tener una serie de nodos en todo el cráter, que tiene la ventaja que se comunican los unos a los otros y así poder comunicar todos los datos que se recojan”.

Scott Parazynki, además de mostrarse agradecido en poder participar de esta expedición, valoró de impresionante la belleza natural que ha visto en el volcán, al que considera una de las 7 maravillas del mundo.

“Yo estoy apoyando a mi amigo Sam Cossman, alguien que tiene una visión de no solo hacer investigación o exploración sino también tratar de mejorar el planeta y eso realmente vale la pena”.

La tecnología nos permite hacer cosas que nunca se han hecho antes

El Doctor Parazynski, afirmó que estamos en un momento en el que la tecnología nos permite hacer cosas que nunca se han hecho antes.

Parazynski ha estado en lugares extraordinarios, como su viaje al espacio, ha realizado paseos espaciales, ha estado en la cima del Everest, ha podido bucear en el lago más alto del mundo que se ubica en el volcan de Licáncabur, en Chile y ha estado en la Antártida.

“Ahora estamos en la siguiente edad de la exploración, estamos en un momento en el que la tecnología nos permite hacer cosas que nunca se han hecho antes y acceder a sitios en los que a lo mejor ya han habido visitas, pero que realmente no se pueden conocer de la forma en la que se pueden conocer ahora, con un acceso total como los que vamos a tener en esta expedición y con la instrumentación científica asociada”.

Como médico y explorador, comentó que ayudará en la expedición manteniendo seguro al equipo con su experiencia, usando sus conocimientos de ambientes extremos y eso puede ayudar a gestionar los riesgos de forma eficaz.

El científico y vulcanólogo de España, Guillermo Caravantes, dijo que una vez que se tengan los sistemas en marcha, esperan que se puedan empezar a emitir los datos de forma inmediata a partir del 15 de noviembre a través de una página web, que todavía no ha sido definida.

“Los datos una vez en internet, serán transmitidos de manera inmediata; para poner el proyecto en marcha y para que esté en vivo en internet será 15 de noviembre, obviamente que para los científicos que los van analizar llevará un tiempo para hacer los estudios estadísticos que sean significativos”.

Nicaragua posicionada a nivel internacional

Anasha Campbell, Co-Directora del INTUR, dijo que el documental que realizará Sam Cossman y su equipo sobre el Volcán Masaya, ayudará a seguir posicionando a Nicaragua a nivel internacional.

Esto viene a complementar la oferta turística nacional y el impacto que va a tener esto en términos de turismo. En años anteriores el Volcán recibían alrededor de 120 mil visitantes entre turistas nacionales y de otras nacionalidades, pero ya con la primera cobertura que hizo Sam Cossman al lago de lago de lava, reciben 45 mil visitantes al mes, un promedio de 1 mil 500 personas diarias.

“Esto ha generado un auge en la visita del Volcán, no sólo de extranjeros, sino también de nicaragüenses, por lo que esperamos que se cuadrupliquen las visitas en el Volcán, eso genera una dinámica económica interesante para las comunidades aledañas, guías turísticos, tour operadores y empresas por el interés de los visitantes por conocer el volcán”.

En años anteriores el 80% eran extranjeros, pero a partir de este año hemos estado recibiendo igual cantidad de turistas nacionales e internacionales.

Campbell dijo que hay un interés no sólo en los turistas, sino también hay un interés de los científicos por venir a Nicaragua a estudiar este fenómeno del Lago de Lava en el volcán, además de tener un impacto positivo en el desarrollo de la actividad turística.