Miles de nicaragüenses participaron de la misa celebrada por Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, en la Iglesia Las Sierritas de Managua, en este día que la imagen de Santo Domingo es bajada de su trono.

En la solemne ceremonia, participaron la alcaldesa de Managua y mayordoma de las festividades, compañera Daysi Torres, el vicealcalde Enrique Armas y el padre Boanerges Carballo, cura párroco de la Iglesia Santo Domingo en Las Sierritas y los feligreses que abarrotaron el interior del edificio, así como las calles aledañas.

Iglesia Las Sierritas de Managua

Durante la ceremonia, el Cardenal Brenes subrayó la presencia de los devotos y promesantes de la diminuta imagen, a quienes les pidió fortalecer su fe hacia Santo Domingo, un santo muy bondadoso y milagroso.

La misa se desarrolló en una hora y 20 minutos, al líder católico dio las bendiciones a Minguito, mientras en las afueras de la iglesia el estallar de morteros, bombas de mecate y cohetes no se hizo esperar y los promesantes gritaban “¡Viva Santo Domingo de Guzmán”.

Iglesia Las Sierritas de Managua

Santo Domingo fue bajado de su nicho a las 11:40 minutos de la mañana, por lo que los feligreses y promesantes al sonar de los filarmónicos, comenzaron a bailar de un lado a otro. La diminuta imagen fue colocada en otro altar para ser “vestida” con las tradicionales flores.

En la parte interior de la iglesia, así como en la parte externa, era muy común encontrar promesantes de todas las edades, niños vestidos de indio, de huipil, mujeres y/o jóvenes cargando replicas de Santo Domingo, trabajadores por cuenta propia vendiendo cohetes y muchos más vendedores en los costados de las calles, ofertando toda clase de productos alusivos a las festividades, pero también alimentos, refrescos y camisetas.

Iglesia Las Sierritas de Managua

Promover la paz y olvidar la guerra

Durante la homilía el Cardenal Brenes recordó las recientes palabras del Papa Francisco, en las que pide que cesen todos los actos de violencia y guerra en el mundo, y que se comience a fortalecer la paz y la misericordia.

“Empezamos estas fiestas de Santo Domingo en un año muy especial para la iglesia, como es el Año de la Misericordia, por eso la arquidiócesis en la persona del padre Boanerges Carballo, ha propuesta este lema ‘Santo Domingo camina y anuncia la misericordia”.

Iglesia Las Sierritas de Managua

Añadió que las fiestas de Santo Domingo en este año se lleven en un ambiente de misericordia, donde cada nicaragüense promueve ese valor humano en el prójimo.

“Hacemos eco de las palabras del Santo Padre que podamos acogernos a la misericordia del Señor, eso es importante, ser bien misericordioso como el santo padre”, indicó el Cardenal Brenes.

Iglesia Las Sierritas de Managua

Previo al inicio de la misa, los feligreses pagaban sus promesas a Santo Domingo de Guzmán, entre ellos el joven Víctor Jacamo que con una réplica de Minguito, bailaba para agradecerle haber curado de cáncer a un familiar.

“Gracias a Dios mi tío está vivo, fue sanado hace 14 años, yo le prometí sacar una réplica a Santo Domingo de Guzmán el primero, el cuatro y diez de agosto, voy a mantener la promesa hasta que Dios me llame”, mencionó Jacamo.

Iglesia Las Sierritas de Managua

“Yo espero que el pueblo celebre con mucha fe y fervor religioso, que sea como el lema de este año, cuando vayamos caminando vamos a decir juntos pidamos por la misericordia a través del Santo Rosario”, dijo la señora Marling Santamaría.

Entre los muchos promesantes estaba el niño Ransett Solís Blandón, que vestido de indio, bailaba a Santo Domingo, promesa que cumple desde un año de nacido, cuando sufrió de neumonía y fue puesto en oración al santo patrono de los capitalinos.

Iglesia Las Sierritas de Managua

“Me le detectaron una neumonía severa y no permití que ningún médico me lo tocara más, más que Jesucristo con la intersección de Santo Domingo y por eso digo que Viva Santo Domingo y que la gente que venga lo haga por fe, por devoción”, pidió la señora Leonor Blandón madre de Ransett.

Santo Domingo inicia su periplo a Managua este lunes primero de agosto y es acompañado por miles de nicaragüenses de todos los departamentos del país, que participan en la tradicional traída a la Iglesia Santo Domingo que se ubica en el barrio 19 de julio.