El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, manifestó que las nuevas batallas obligan a los países del mundo, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, a unir esfuerzos para garantizar la paz y la estabilidad. El mandatario hizo especial énfasis en los pueblos del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), quienes, dijo, tienen que fortalecer su cooperación y coordinación para luchar efectivamente contra el narcotráfico y el crimen organizado.

“Nosotros estamos claros que en primer lugar tenemos que fortalecer la cooperación, la coordinación, la lucha contra el narcotráfico, contra el crimen organizado, que es la mayor amenaza que tiene nuestra región para su soberanía. Tenemos que hacerlo de forma coordinada”, insistió.

El Comandante Daniel subrayó que el gobierno de Estados Unidos aprobó un programa especial de 750 millones de dólares a El Salvador, Honduras y Guatemala, destinados a combatir las maras, el narco y el crimen organizado.

Señaló que en medio de todo ello, Nicaragua sigue presentando un muro de contención que no ha sido roto, protegiendo de esta manera a Costa Rica y Panamá.

Destacó que el llamado Triángulo del Norte, trabaja con recursos limitados para garantizar su seguridad, y con ello la seguridad de Estados Unidos.

Estamos defendiendo a los países desarrollados con nuestra sangre, para que el narcotráfico no avance sobre esos mercados, explicó.

“Toda Centroamérica es un muro de contención protegiendo a las familias norteamericanas”, añadió, recordando que los países de Centroamérica invierten más sumas de dinero en seguridad que lo que reciben en concepto de remesas.

Al respecto, expresó que la vida de los policías y soldados que caen bajo las balas de los narcotraficantes es algo invaluable.

“Nosotros estamos defendiendo con la vida de los nicaragüenses, estamos defendiendo con la vida de los centroamericanos, estamos defendiendo con la vida de los caribeños, de los dominicanos, estamos defendiendo a las familias norteamericanas, y 750 millones de dólares no es nada, lo que le aprobaron (a los países del Triángulo del Norte) es muy poco, realmente es muy poco y deberían invertir más porque es para su propia protección”, indicó Daniel criticando el hecho de que Estados Unidos destine miles de millones de dólares para guerras.

Daniel aseguró que si bien es importante el apoyo comprometido por Estados Unidos a Honduras, El Salvador y Guatemala lo correcto sería una estrategia para brindar cooperación a toda la región “y no esperar a que siga avanzando la contaminación, a que siga avanzando la peste y la desestabilización”.

El líder sandinista dijo que si bien Estados Unidos ya comprometió esos fondos, aún no los ha entregado a los tres países antes mencionados.

“Es injusto que no se le aporten recursos que al final de cuentas es una inversión de los Estados Unidos para su propia seguridad”, dijo, demandando también fondos para el SICA en su conjunto.

Para Daniel, una vez se desembolsen esos recursos, Estados Unidos debe hacer un plan de apoyo a Belice, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y República Dominicana.

Señaló que una mayor estabilidad es fundamental para poder crecer en el combate a la pobreza, el hambre y garantizar la generación de empleos, ya que si esto no existe, lo que queda es el caos y la anarquía.

Busca reactivar cooperación en seguridad con Costa Rica

El Comandante afirmó también que en Centroamérica hay mecanismos a nivel de ejércitos y otros que se están reactivando, de ahí que Nicaragua siempre está dispuesta a profundizar el intercambio con la región y con los demás países del mundo.

En este punto, señaló que en Managua estos días se desarrolló un encuentro entre delegados del Gobierno de Nicaragua y del Gobierno de Luis Guillermo Solís, de Costa Rica.

Solís envió una delegación encabezada por el Ministro de Seguridad Pública, Luis Gustavo Mata; el Director de Drogas, Allan Solano; el director de la Fuerza Pública, Juan José Andrade Morales; el Director de Fronteras, Allan Obando Flores y el Director de Vigilancia Aérea.

Nicaragua estuvo representada por el General (R) Denis Moncada, el General Bayardo Rodríguez, General Leonel Gutiérrez, el Comisionado General Francisco Díaz y el Vice Ministro de Gobernación, Luis Cañas.

En el encuentro se abordaron temas de seguridad y los problemas relacionados al narcotráfico y trasiego ilegal de las personas, explicó Daniel.

El resultado de este encuentro es el punto de partida para reactivar en su momento la comisión binacional, afirmó. El Comandante destacó que Nicaragua ya está preparada para ello, y que en esta materia los cuatro ejes a abordar son la seguridad, la seguridad fronteriza, la seguridad marítima y aérea y narcotráfico.

Daniel aseguró que para Nicaragua no está en agenda debatir con Costa Rica temas limítrofes, ya que ambos países han actuado con madurez a lo largo de la historia recurriendo a arbitrajes y a las cortes, y respetando los fallos.

Si hay nuevos fallos pendientes, hay que tener paciencia, indicó.

El Comandante dijo que eso no tiene que ser un elemento que contamine las relaciones entre los dos países, y citó como ejemplo que costarricenses vienen a invertir a Nicaragua, como también nicaragüenses viajan a trabajar a Costa Rica.

“Estos son tiempos en que tenemos que fortalecer la integración, la unidad de nuestros pueblos, el entendimiento entre nuestros pueblos, para qué, para defender lo más valioso que tiene un pueblo que es la seguridad, la estabilidad, la paz, que son las bases para poder desarrollarse, crecer y generar empleos y llevarles beneficios a las familias nicaragüenses y a las familias de nuestra región”, apuntó el mandatario.

El Comandante refirió que el terrorismo obliga a tener en agenda planes de cara a esa amenaza. Y en el caso de Nicaragua ser por tanto un país más seguro y estable y que le dé más posibilidades de trabajo a las familias a través de las inversiones, como también garantizar mayor ingreso y crecimiento, siempre con el objetivo de atacar el hambre y la pobreza.