La decisión de culpabilidad también fue para el ex magistrado liberal del Consejo Supremo Electoral (CSE), Julio César Osuna Ruiz, uno de las principales piezas en esta estructura acusada de falsedad ideológica, crimen organizado, lavado de dinero y transporte internacional de cocaína. Al escuchar el veredicto a algunos de los acusados se le humedecieron sus ojos, mientras Henry Fariñas se ponía sus manos en la cabeza en señal de no creer lo que estaba viviendo.

El Ministerio Público y la Procuraduría General de la República están solicitando la pena máxima para cada uno de los delitos imputados. Los abogados defensores en tanto solicitaron la pena mínima, pidiendo a la judicial considerar la situación de reos primarios en algunos casos. Igualmente demandaron decomisar todos los bienes, vehículos y otras propiedades adquiridas producto de las actividades ilícitas.

Cardoza fechó para el 12 de octubre a las dos de la tarde, la imposición de la condena a cada indiciado.

Nuestro Código Procesal Penal establece 20 años para el delito de transporte internacional de droga; crimen organizado, 7 años; lavado de dinero, 7 años; y 4 años por falsedad ideológica. El representante del Ministerio Público solicitó a la jueza que para los delitos de crimen organizado se consideren como agravantes la persecución del beneficio económico por parte de los acusados, lo que de ser aceptado duplicaría los años de prisión para este tipo penal.

Cardoza en sus considerandos jurídicos determinó que a cada acusado se le comprobó plenamente en algunos casos su participación en los ilícitos, pero también determinó que en otras acusaciones el Ministerio Público no pudo probarlas, por lo que desestimó el tipo penal.

A los hermanos Henry y Pedro Fariñas Fonseca y Hugo Mauricio Jaén, la judicial aseguró que se comprobó que estos estaban coludidos con Alejandro Jiménez, alias El Palidejo, para el transporte y venta de los estupefacientes, por tanto los encontró culpables de los delitos de lavado de dinero, tráfico internacional y crimen organizado.

En el caso del hombre Harley Davidson, Guillermo Terán Caldera, se comprobó su participación en el delito de crimen organizado, pero no encontró pruebas suficientes para la acusación por tráfico internacional de droga.

Consideró que este grupo utilizaba unas 12 sociedades fantasmas para poder ingresar el dinero producto del narcotráfico y de esa manera “lavar” las ganancias generadas de las actividades ilícitas. Entre estas empresas figura el Club Elite, como el principal local donde este grupo legalizaba las ganancias de la droga.

Estimó que la situación del atentado contra Fariñas en julio del 2011, tuvo su origen en la pérdida de un cargamento de droga propiedad de El Palidejo, lo que desató la furia del costarricense y ordenó su asesinato en Guatemala, siendo la víctima mortal el cantante Facundo Cabral. Por lo anterior se establece la relación entre Fariñas y El Palidejo.

Pruebas abundantes contra Osuna

A Karla Fariñas la judicial la encontró culpable de los delitos de crimen organizado y falsedad ideológica, ya que se comprobó que tenía una función específica en la organización y por haber ayudado a conseguir la cédula falsa para el Palidejo. La gestora de cédulas, María Isabel Rayo Orellana, tendrá que cumplir condena por los delitos de crimen organizado y falsedad ideológica.

La judicial también consideró culpable de los delitos de falsedad ideológica, crimen organizado, lavado de dinero, al ex magistrado liberal del CSE Julio César Osuna. Consideró que la culpabilidad de Osuna fue comprobada por las abundancias de las pruebas y la claridad de las mismas. A Osuna no se le comprobó el delito de transporte internacional de droga.

Determinó que lo declarado por la ex asistente Carolina González fue fundamental para establecer las responsabilidades del ex magistrado.

Caso Praderas del Doral

Al grupo de Isladier Reyes González, Pedro Joaquín Vanegas, José Dolores Díaz Sarmiento, Norlan Marcelino Reyes, Douglas Jerson Flores y Marjorie del Carmen López Balladares, se les encontró culpable por los delitos de transporte internacional de droga y crimen organizado.

Cardoze no dio como creíble la versión de Marjorie López Balladares y de su esposo Douglas Gerson Flores, de que desconocían el contenido de la camioneta que Isladier Reyes González ingresó en la vivienda con 68 kilos de cocaína.  Este fue el caso conocido como Praderas del Doral.

A José Francisco Somarriba Otero (chofer escolta de Osuna Ruiz) lo declaró culpable de crimen organizado y lavado de dinero, mientras desechó el delito de transporte internacional de droga.

El ex asesor de Osuna, Jorge Luis Acevedo, fue declarado culpable del delito de crimen organizado y falsedad ideológica. La sentencia o condena se le notificará el viernes 12 de octubre. La judicial consideró que todas las pruebas presentadas contra Acevedo  fueron comprobadas durante el proceso.

Determinó que Acevedo no solamente aceptó los hechos al entrar en una serie de contradicciones en su declaración, sino que terminó de hundir a su ex jefe cuando expresó que en ese despacho ejercía labores para extranjeros, dado su profesión de abogado.

En cuanto a Karla Jarquín alias La Ñata, la jueza indicó que se comprobó que participó en el ilícito de transporte internacional de droga y crimen organizado, al facilitar en una ocasión el traslado de droga en bestias mulares de Costa Rica a Nicaragua, incluso que llegó a la casa de El Palidejo en Managua a recibir el pago por esa labor. La judicial absolvió a Jarquín en cuanto al delito de lavado de dinero.

A los colombianos Javier Darío Eucastegui y Gonzalo Rúgeles Pérez son enjuiciados por Transporte Internacional de Drogas y Crimen Organizado, mientras descartó la acusación de lavado de dinero. Estos dos extranjeros fueron señalados de ser los pilotos que se encargaban de cruzar droga hasta Guatemala.

Sobre el chofer escolta de Jiménez, Felipe Mendoza la judicial consideró que se estableció suficientes pruebas para condenarlo por transporte internacional de droga y lavado de dinero. A Henry Ramón Bermúdez Rivera importador de autos de lujo para la organización narco, se le declaró culpable de transporte internacional de droga, lavado de dinero y crimen organizado. Esta persona también se encargaba de diseñar las caletas o compartimientos ocultos donde se guardaba la droga o dinero.

Solo uno fue sobreseído de toda culpa

En cuanto a la acusada Carolina González ex asistente de Osuna Ruiz, será hasta el cinco de octubre que sabrá si la judicial le dará la clausura anticipada del juicio, esto por el acuerdo llegado con el Ministerio Público que la presentó como testigo de cargo en este proceso judicial.

El abogado Ricardo Ramírez, defensor de Carolina pidió la reducción de la pena, misma que solicitó sea cumplida en su casa de habitación, mientras la Fiscalía solicitó a Cardoze que hiciera cumplir el acuerdo con la acusada.

González se declaró culpable del delito de falsedad ideológica, a cambio que la fiscalía retirase las  acusaciones por lavado de dinero y crimen organizado.

Horas antes de este fallo judicial, la jueza dictó sobreseimiento definitivo a favor de William Vargas Conrado de 66 años, quien fungía como representante y accionista minoritario del Night Club Elite. Cardoze consideró que las pruebas aportadas por la Fiscalía no demostraban la supuesta culpabilidad del indiciado, que era la persona con mayor edad en el proceso judicial.

Procurador pide multas económicas

Es importante señalar que el representante de la Procuraduría General de la República estuvo de acuerdo con las peticiones hechas por el Ministerio Publico, pero agregó que cada acusado tiene que pagar una multa económica, misma que debe ser calculada en relación al dinero que de manera individual “lavó” cada miembro de la organización.

De esta manera solicitó que el ex magistrado Julio César Osuna debe pagar su condena carcelaria, pero también debe entregar al fisco una multa por el valor de 4 millones 798 mil córdobas y 523 mil dólares.

En el caso de Henry Fariñas se solicitó que se le obligue a pagar 115 millones 789 mil 287 córdobas y más de un millón 944 mil dólares.  A Hugo Mauricio Jaen le piden obligarlo a pagar 5 millones 681 mil 159 córdobas y 290 mil 968 dólares. A los otros acusados también solicitaron imponer multas económicas  de diferentes montos.

Los abogados defensores pidieron a la judicial desestimar esta solicitud de multa económica, ya que a sus consideraciones están  fuera de toda norma jurídica. También anunciaron que apelarán la decisión judicial.

Hablan familiares de condenados

De acuerdo a un informe financiero conclusivo de peritos de la Dirección de Investigaciones Económicas de la Policía Nacional, la supuesta estructura narco de Henry Fariñas, Alejandro Jiménez (El Palidejo) y otros 22 personas, presuntamente lavó más de 434 millones de córdobas y más de 10 millones de dólares, todo esto producto de la venta y compra de cocaína.

Carlos Chavarría abogado de Fariñas anunció que apelará la decisión, ya que considera que existen nulidades en el proceso.

“Aquí se demostró lo que veníamos anunciando en un inicio, que en un acto de desesperación para reforzar esta tesis, iban a acumular las causas y decir que era la droga de Henry Fariñas, como fue el detonante el día de hoy”, dijo Chavarría.

Doña Martha Zavala, familiar de Hugo Mauricio Jaen, consideró que la judicial no actuó conforme a derecho.

“Para mí me parece que estamos en una película de Alfred Hitchcock, una película de horror. Yo pensé que la honorable juez se iba a apegar a derecho y que iba a declarar no culpable, porque aquí no hay prueba alguna”, aseguró.

De esta manera se cierra un capítulo de este juicio considerado uno de los más importantes de la última década, en el que participaron unos 78 testigos propuestos entre los abogados acusadores y defensores, además de la presentación de un poco más de 100 pruebas documentales.