El sector privado de nuestro país ve con buenos ojos la nueva reducción en la tarifa energética, tomando en cuenta que la misma representa mayor seguridad para el sector empresarial y un significativo ahorro económico en las familias nicaragüenses.

“El 16% (acumulado) en la reducción le ha entregado a la ciudadanía alrededor de 90 millones de dólares en los 15 meses que se ha venido dando el reajuste y nos sentimos sumamente satisfechos con lo logrado, para la economía familiar y los empresarios una reducción de este tipo es sumamente positivo ya que en los últimos tres meses ha sido de gran avance a nivel regional, tomando en cuenta que en países como El Salvador la tarifa ha aumentado en un 8%, sin embargo acá se ha visto la estabilidad” destacó César Zamora, Presidente de la Cámara de Energía en Nicaragua.

De igual manera José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) destacó la importancia que trae consigo la nueva reducción en la tarifa de consumo, lo cual estará generando un mayor crecimiento en la economía nacional.

“El ahorro en la tarifa traducido en recursos significa más de 200 millones de dólares que las empresas y los consumidores hemos dejado de pagar, lo que a su vez se traduce en mayor consumo en los mercados, mayor dinamismo económico, más empleos y crecimiento. El 80% de los consumidores de este país se está beneficiando a través del subsidio, por medio del cual no se les incrementa la tarifa, además con el nuevo reajuste se beneficia al sector residencial, productivo y empresarial del país”, finalizó Aguerri.