Jefes y jefas de los distritos de Managua y de los departamentos del país sostuvieron una Reunión Nacional de Mandos con el objetivo de evaluar y fortalecer los planes de trabajo para garantizar la seguridad de las familias y las comunidades a nivel nacional.

El Comisionado General Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, indicó que en la reunión se evaluó el Plan Nacional de Seguridad cuyo objetivo es proteger a las familias nicaragüenses frente a los robos en sus tres modalidades, robos con intimidación, robos con fuerza y robos con violencia.

También se abordó el fortalecimiento de la vigilancia y el patrullaje más el trabajo de los jefes y jefas de sectores, para prevenir y mejorar la tranquilidad en los barrios, colegios, parques, canchas deportivas, mercados, paradas y terminales de buses.

En la reunión se confirmó que se le continuará dando protección policial a las actividades de carácter religioso, recreativo, tradicionales y turísticos.

Otro punto abordado fue la evaluación del enfrentamiento al crimen organizado y el enfrentamiento a la delincuencia común que es la que más afecta a la población.

En ese sentido Díaz reiteró que se continuará hostigando los focos delictivos, desarticulando expendios de drogas, capturando circulados y desarticulando agrupaciones delincuenciales.

En el aspecto de la seguridad de tránsito dijo que se continuará con el trabajo de prevención de los accidentes de tránsito a través del plan Nicaragua Mejor que consiste en la agilización del tráfico vehicular en las horas pico tanto de Managua como de las cabeceras departamentales y el levantamiento de los accidentes de tránsito en el menor tiempo posible.

Díaz dijo que seguirán los procesos de consulta a los diferentes sectores de la comunidad. "Estos procesos de consulta consisten en escuchar, atender y resolver las principales demandas de seguridad que plantean las familias nicaragüenses", explicó.