El Gobierno Sandinista recibió a 41 compatriotas nicaragüenses deportados de Estados Unidos.

Los hermanos nicaragüenses llegaron a nuestro país a través de un vuelo chárter a las 10:48 de la mañana de este miércoles.

Las lágrimas de estos hermanos nicaragüenses demuestra su alegría de llegar a su tierra y de poder volver a reunirse con su familia.

El cansancio y agotamiento es notorio en las 5 mujeres y 36 varones, quienes comentaron que una vez que son capturados por Migración en Estados Unidos permanecen presos hasta que son deportados a su país de origen.

Hay quienes recuerdan que ese camino para llegar a Estados Unidos es solo el inicio de una pesadilla, ya que a lo largo del trayecto por el desierto tienen que presenciar cómo muchos de sus amigos, conocidos o familiares pierden la vida en ese intento.

Es un respaldo de amor y solidaridad que brinda el Gobierno Sandinista que al mismo tiempo garantiza una ayuda económica, refrigerio y transporte para que estos 41 nicaragüenses regresen a sus lugares de origen.

Joisa Cortez Méndez del Ministerio de la Familia (MIFAN), expresó que el Gobierno Sandinista a través de MIFAN están entregando una ayuda económica para que los hermanos nicaragüenses se puedan trasladar a sus lugares de origen, se les entrega un pequeño refrigerio y un vehículo que los trasladará a las diferentes terminales de buses para que ellos puedan reunirse con su familia.

En lo que va del mes, hay 90 hermanos nicaragüenses entre hombres y mujeres que han llegado a Nicaragua deportados de Estados Unidos.

Médicos del Ministerio de Salud (MINSA) realizaron un chequeo y entregaron medicamentos a los 41 deportados.

Doña Lisseth Canales Guerrero llora de emoción al llegar a Nicaragua “Este recibimiento de parte de las autoridades de Nicaragua es muy lindo… yo me fui por una situación difícil, pero fue peor irme a los Estados, en ese país es horrible, hay racismo y no nos dejan hablar, simplemente nos encarcelan y ya”, relató.

“Yo me fui hace 4 meses por México y no volvería intentar regresar a ese país… yo le diría a esa gente que quiere irse a ese país (Estados Unidos) que se queden en su tierra, Nicaragua es bella y aquí hay trabajo y si le echamos ganas a la vida vamos a salir adelante, hay gente que muere en ese intento de llegar a los Estados y yo le doy gracias a Dios que estoy viva”, dijo Canales.

“Gracias a Dios por este apoyo de las autoridades y estamos contentos por llegar a nuestra tierra. En ese camino por llegar a los Estados Unidos me fue feo y no intentaría regresar; yo le diría a las personas que mejor se queden en su país… yo voy a trabajar para ayudarle a mi hija y a mi mamá”, finalizó Teodoro Santiago Rodríguez.