El Ministerio de Salud (MINSA) continúa insistiendo en que la lucha contra el vector transmisor del zika, dengue y chikungunya, no es una labor sólo de los brigadistas de la institución, sino que ello requiere de un mayor involucramiento por parte de la ciudadanía.

A diario las brigadas de fumigación se movilizan por barrios y comunidades matando el mosquito adulto, pero ello es nada más que una pequeña parte del trabajo. El resto recae en que la población no tenga potenciales criaderos de zancudos como latas, botellas, llantas o depósitos inútiles donde se acumule agua.

"Le hacemos el llamado a la población que nos apoye. Este trabajo no solo es del Gobierno del comandante y de la Compañera Rosario, sino que la población apoye, que ayude", manifestó José Dávila Roa, jefe de brigada del Programa de Enfermedades de Transmisión Vectorial (ETV), durante una jornada de fumigación en el barrio Nueva Libia, del Distrito VI de Managua.

Ante el incremento de estas enfermedades, el Minsa se encuentra intensificando los esfuerzos contra el zancudo, a través de fumigaciones, abatizaciones y otras acciones antiepidemicas.

El Ministerio también exhorta a la ciudadanía a abrir las puertas de sus hogares al momento de que llegan los brigadistas.

La pobladora del barrio Nueva Libia, María Gutiérrez, se mostró consciente del problema y recalcó que la limpieza es la principal acción que deben realizar ellos en sus casas para mantener alejadas las enfermedades.