El 13 por ciento de los vuelos de la compañía aérea Air France estarán hoy cancelados, en el primer día de una huelga que podría extenderse por una semana, según los organizadores.

La empresa francesa anunció que a raíz del paro, solo podrá garantizar el 87 por ciento de los vuelos, principalmente los de tráfico internacional.

El motivo de la huelga es el desacuerdo de las azafatas y los asistentes de vuelo con el tiempo de renovación de un acuerdo de empresa que fija sus reglas de remuneración, de trabajo y de carrera.

Más que el contenido, lo que inquieta a los empleados es la duración pues la compañía pretende renovarlo por solo 17 meses, mientras los trabajadores defienden un periodo de tres a cinco años.

Los sindicatos protestan pues la empresa rechaza proteger al personal por un lapso mayor a los 17 meses.

"Después de 220 millones de euros ahorrados y de un aumento de la productividad entre 2013 y 2015 a costa de la supresión de más de dos mil puestos laborales, la empresa todavía rechaza proteger a nuestro personal por más de 17 meses", refutan los empleados.

El presidente de Air France, Frédéric Gagey, alegó que la fijación de ese periodo corto responde al interés de preservar cierta flexibilidad en el campo de la aviación, que es muy competitivo y está sujeto a factores coyunturales, reportó el diario Le Parisien.