Como un factor positivo que dinamizará el consumo y la producción nacional, fue calificada por el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes Ramírez, la nueva reducción de la tarifa energética.

“La rebaja viene a contribuir al abaratamiento de los costos, a reducir la presión sobre las empresas y por otro lado también a aumentar las disponibilidades de los consumidores debido a que confrontan un pago más bajo en su factura de energía eléctrica”, expresó el ejecutivo del BCN.

Reyes aseguró que esta reducción incidirá en una mejoría en términos de la actividad productiva y la actividad de consumo, contribuyendo a disminuir la presión en el costo de la canasta básica, de la cual la tarifa de energía forma parte.

“No debemos olvidar que hay un subsidio que se aplica a los consumidores menores a 150 kw (por mes), por lo tanto esto también viene a reforzar toda esa política de protección social que ha venido implementando el Gobierno”, indicó.

Reyes recordó que desde el 2015 se han venido realizando ajustes en la tarifa de energía eléctrica para hacerlos consistentes con los precios que han experimentado hacia la baja los derivados del petróleo y el petróleo mismo, lo que se ha traducido en una reducción de precios a lo interno en la tarifa de energía eléctrica, además de los precios de los combustibles, significando ello un 10% durante ese año e iniciando el 2016 con un reducción del 4 por ciento, seguido de 1% y ahora adicionándosele otro 1 por ciento para un acumulado de 16%.