El Gobierno de Nicaragua, a través del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), autorizó una reducción del 16% acumulado en el costo de la tarifa de energía para las familias nicaragüenses.

Este 16% es el resultado, en parte, de los ahorros que son aplicados a la tarifa eléctrica desde que el petróleo comenzó a bajar de precio en el año 2015.

En ese año la reducción fue del 10%; en los primeros meses del 2016 se acumuló un 4% más; el pasado mes de mayo la reducción de la tarifa alcanzó un acumulado del 15%; y en esta última revisión de la tarifa se mantuvo la reducción, alcanzado un nuevo margen acumulado del 16%.

La nueva reducción tarifaria será aplicada a partir del próximo primero de agosto. "Podemos anunciar que a partir del 1ro de agosto habrá una reducción del 1% en la tarifa eléctrica para todas las familias y empresas del país. (Eso) implica que a partir del primero de agosto tenemos una reducción del 16% con respecto a marzo del 2015", dijo David Castillo, titular del INE.

Castillo manifestó que la nueva reducción a la tarifa es producto de la revisión de las cifras, proyecciones del petróleo y comportamiento del mercado.

En Centroamérica, sólo Nicaragua está reduciendo tarifa

En ese sentido, explicó que el precio del petróleo muestra tendencia al alza, razón por la cual en los países centroamericanos la tarifa energética está aumentando, mientras que Nicaragua es el único país que está bajando el costo de la misma.

"En enero, el precio del búnker era de 19 dólares el barril y en Julio está la proyección que sea en 37 dólares el precio promedio, es decir se ha duplicado el precio del búnker. Es una carga muy fuerte y esa es la razón que explica por qué se disminuyó el ritmo de ahorro que llevábamos", aclaró.

Actualmente el costo de la tarifa es de 207 dólares, equivalentes a una reducción del 16% respecto al costo de 240 dólares que se tenía en marzo del 2015, remarcó.

La distribución del ahorro energético se da de la siguiente manera: el 47% para bajar la tarifa, el 30% para pago de deuda y el 23% para proyectos sociales.

En ese sentido, detalló que la reducción tarifaria ha permitido dinamizar la economía de las familias con una inyección de 221 millones de dólares; también se han restituido 73 millones de dólares a la deuda, con un saldo de 125 millones de dólares; y otros 53 millones fueron destinados a proyectos sociales como el subsidio a la tarifa de agua potable para que llegue a precios cómodos a todos los nicaragüenses.

Cuadro INE

Fuente: INE


Voluntad del Gobierno Sandinista

Castillo resaltó la voluntad del Gobierno Sandinista para desarrollar el país y mejorar la calidad de vida de las familias por medio de la aplicación de políticas sociales y de inversión desde el sector eléctrico.

Recordó que en los últimos años, el número de clientes de las empresas distribuidoras de energía ha crecido en un 73%, pasando de 580 mil clientes a un millón 3 mil clientes en el 2016. En ese sentido, añadió que la electrificación ha pasado del 53% en el 2006 al 88% en el 2016.

También señaló que el número de clientes que están recibiendo subsidio a la tarifa de energía son 758 mil familias que consumen menos de 150 kilovatios, es decir que no exceden los 300 córdobas de consumo al mes.

Para ello, el gobierno destina 62 millones de dólares anuales, de forma que las familias no paguen una tarifa cara y sea accesible el servicio de energía eléctrica para ellos.

Enacal recibe energía barata para mantener costo accesible para las familias

El titular del INE indicó que ENACAL desarrolla un programa de expansión y de inversión que requiere de mucho dinero para la construcción de pozos y la ampliación de redes de agua potable, a eso hay que sumarle el costo de la energía eléctrica.

En ese sentido, explicó que una política de gobierno ha sido auxiliar a ENACAL para cubrir sus costos de energía.

"ENACAL venía siendo beneficiado con la venta de energía de las empresas hidroeléctricas de Enel, pero posteriormente esa energía no era suficiente y la extensión de los nuevos pozos que venía haciendo ENACAL para darle agua potable a los barrios requería de más energía. El año pasado se aprobó la Ley que mandó a que Enacal reciba la energía más barata de todo el sistema. Eso implica que, más o menos, adicional a los subsidios que ya les da el Ministerio de Hacienda, se le dan otros 18 a 20 millones a través de la tarifa, por eso hemos destinado de los 53 millones, casi 35 millones fundamentalmente al agua potable", explicó Castillo.