La fiscal Jeannette Canelo, interpuso la causa ante la juez Gallardo en contra de Luis Alexander Cordero Sánchez como autor directo del delito de homicidio en perjuicio de Bayardo José Pérez Alvarado, por exposición de personas al peligro en agravio de la seguridad pública y por amenazas con armas en perjuicio de Jairo Contreras.

Canelo aseguró que la acusación también se involucra a Steven Rosales Manzanares por autor directo del delito de portación y tenencia ilegal de armas de fuego en perjuicio de la seguridad pública, así como por la autoría del delito de amenaza con armas en detrimento de Bayardo José Pérez Alvarado.

Durante la audiencia preliminar, llevada a cabo en el Hospital Manolo Morales Peralta por las circunstancias de que el acusado no podía trasladarse a los juzgados, desestimó las alegaciones de presentadas por la defensa, Marvin Sebastián Arias, quien adujo que la demanda presentada por el Ministerio Público tiene faltas de claridez, elementos que han quedado expuestos en la denuncia de la Fiscalía.

“La honorable defensa ha alegado la eximente de responsabilidad penal, como es la legítima defensa, por lo que en estricto apego a la norma procesal penal y el Articulo 67 voy a proceder a admitir la acusación porque si cumple con los requisitos que manda la norma procesal penal, de estar manera quedando abierto el juicio oral y público”, declaró la judicial.

Gallardo con fundamentos en el articulo 167, numeral 1, literal K y en concordancia con el articulo 173 y 174, dictó el auto de prisión preventiva en contra del ciudadano Luis Alexander Cordero Sánchez y fijó audiencia inicial para el día 3 de octubre a las 9:00 de la mañana.

El abogado defensor, doctor Marvin Sebastián Arias, adujó que su defendido le disparó a la víctima en defensa propia, dado que Pérez junto a un grupo de amigos llegaron a la mesa en la que se encontraba Cordero Sánchez a provocarlo quebrándole un vaso en la cabeza.

Arias solicitó a la juez Gallardo que se realice un dictamen médico de parte del Instituto de Medicina Legal para determinar el estado de salud de su cliente, dado que este fue golpeado de forma violenta durante el hecho acaecido el fin de semana en la discoteca Broder, por lo cual también pidió se investigue a las personas que golpearon a su defendido.

“Yo creo y estimo a bien, que la medida de prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público es desproporcional, las circunstancias de los hechos no lo ameritan, alguien que no conoce a la persona, alguien que falleció, alguien llega malintencionadamente, alguien que es agredido y alguien que lo que hace es defenderse de una agresión”, comentó Arias.

El abogado Jairo Miranda, en nombre de la familia del ahora occiso, solicitó a la Juez prisión preventiva para el imputado Cordero Sánchez, dado que se está frente a un delito grave y existen elementos para sostener que el acusado es autor del hecho punible. “Ya que estamos ante un hecho típico ante un delito culpable”.

En cumplimiento con la petición que hiciera el doctor Arias, la jueza giró oficio al Instituto de Medicina Legal para que este determine, mediante dictamen médico legal, si existen lesión en el acusado, que tipo de lesiones sufrió, tiempo de evolución de las mismas, si estas dejarán secuelas funcionales, estéticas, visibles o en parte, si serán permanentes o temporales y si pusieron en riesgo la vida del procesado. Así como la determinación de los objetos que produjeron las lesiones y el estudio toxicológico si fuera pertinente.

Dicho informé deberá ser presentado por el Instituto de Medicina Legal antes de la audiencia inicial del 3 de octubre.

La judicial orientó, que por las condiciones aparentes de salud en que se encuentra el procesado, este deberá permanecer en el Hospital Manolo Morales, mientras los peritos de Medicina Legal no determinen si debe o no quedarse en el centro asistencial.

Familia sostiene que no fue en defensa propia

La madre de la víctima, Marcia Alvarado, dijo encontrarse satisfecha con la presentación de la causa por parte del Ministerio Público así como con la admisión del caso de la judicial Gallardo.

También declaró que los argumentos de la defensa, con respecto a que el acusado le disparó a su hijo en defensa propia no son valederos, dado que Bayardo José Pérez Alvarado no portaba ningún tipo de arma de fuego. “¿En defensa de qué? Si mi hijo no portaba arma, no lo ha provocado. Vamos a tener el periodo de intercambio de pruebas y se va a demostrar que le golpearon (al acusado) después de realizar el disparo”.

“Después que el dispara a mi sobrino, la gente quiso quitarle el arma y en ese forcejeo alguien le pegó con un vaso en la cabeza y en el manejo de la mano el volvió a disparar y se disparó el solo. No hay defensa propia, no hay nada, eso fue por quitarle el arma”, señaló Leonel Cajina.