El Juez Sexto de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Henry Morales, remitió a juicio oral y público a  Wanky Monje y Tupac Amaru Murillo, por ser supuestos co-autores del delito de secuestro simple  en perjuicio del niño Betzael Orozco.

También envío a juicio a los acusados Ana Guadalupe García Valdivia, en calidad de encubridora; y a Mario de Jesús Muñoz y Julia Antonia Monje, en calidad de cómplices.  

En la audiencia inicial la representante del Ministerio Público, Fabiola Mendoza, presentó los elementos de convicción de la acusación contra los implicados.

El judicial resolvió admitir todos y cada uno de los medios de prueba que presentó el Ministerio Público. Remitió la causa a juicio porque cumple con los requisitos y formas que la ley exige; y reiteró la medida cautelar de prisión preventiva contra los acusados.

El juicio oral y público fue programado para el día 26 de agosto del corriente a las 10 de la mañana.

Según la acusación del Ministerio Público, el primero de junio el niño Betzael Orozco fue sustraído del Hospital Alemán-Nicaragüense cuando tenía menos de 24 horas de nacido.

El menor permaneció desaparecido por un mes y una semana.  El 8 de julio la policía Nacional encontró lo encontró en la casa de Wanky Monje y Tupac Amaru, en el barrio Villa Libertad.

Parte de los medios probatorios que durante el juicio presentará el Ministerio Público son exámenes de ADN que confirman que los padres del niño son Marianela Flores y Azael Orozco.

Asimismo, se presentará un dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML) en el cual se indica que la acusada Wanky Monje no presenta signos recientes de haber dado a luz por vía vaginal o cesárea.

El informe de medicina legal también señala que Wanky es nulípara, es decir que nunca ha parido por vía vaginal.

Marianela Flores y Azael Orozco, padres del menor, solicitaron a la justicia nicaragüense que caiga todo el peso de la ley en contra de los autores del secuestro de su pequeño bebé.