El Ministerio de Salud (Minsa) insta a la población a no dejar que el Aedes Aegypti, mosquito transmisor del dengue, zika y chikungunya, se apodere de los hogares nicaragüenses.

El Minsa regularmente realiza jornadas de fumigación y abatización en los distintos barrios y comunidades, sin embargo, insiste en que eso es complementario a las medidas de higiene que debe tomar la ciudadanía evitando charcas y depósito inútil de agua donde puedan proliferar los zancudos.

Un ejemplo de la intensa labor del gobierno para eliminar los criaderos se dio este lunes en la colonia Francisco Morazán, Distrito II de Managua, donde fueron fumigadas 587 viviendas.

De acuerdo a la doctora Tania Tercero, directora del Policlínico Morazán últimamente se han incrementado un poco los casos de dengue, zika, chikungunya, de tal forma que reitera el llamado a la población a tomar conciencia del problema.

Tercero señala de que ante cualquier síntoma la población lo que debe hacer es recurrir a la unidad de salud más cercana para ser atendida por personal especializado.

Es importante destacar que el Policlínico Morazán cuenta con una unidad de febriles, donde diariamente son atendidas de 20 a 30 personas, de las cuales son ingresadas a observación de 5 a 10.