Al menos dos personas han muerto y una decena han resultado heridas en un tiroteo desatado este lunes de madrugada en el aparcamiento de una discoteca de la localidad de Fort Meyers, en el sur de Florida, según informó la Policía del condado.

Los agentes han detenido a tres sospechosos en el vecindario y se investiga su vinculación con los hechos.

El tiroteo ha tenido lugar en la discoteca Club Blu, durante una fiesta para adolescentes. Una testigo citada por la cadena local Wink News --filial de la CBS-- ha cifrado en unos 30 el número de disparos, presuntamente realizados con varias armas.

La discoteca había organizado una fiesta para adolescentes cuando ocurrió el incidente, que un testigo ha descrito a los medios como "una casa de locos".

Las fuerzas de seguridad locales han detenido a tres personas por su supuesta relación con estos hechos. En las próximas horas serán interrogados.

Las autoridades tratan de aclarar también las circunstancias de este suceso, sobre el que apenas han trascendido datos.