Una verdadera demostración de fe se vivió este domingo en el departamento de Carazo, donde se están celebrando las festividades en honor al Apóstol Santiago, santo patrono del municipio de Jinotepe.

Este domingo se realizó el tradicional tope de santos. Santiago se encontró primero en el municipio de Jinotepe con la imagen de San Antonio, para luego en un ambiente de algarabía encontrase con San Marcos en el sector de Santa Rosa.

De ahí los tres santos salieron rumbo al cercano municipio de Dolores, donde en un desborde de colorido, cultura, tradiciones, pero sobre todo de fervor religioso, se celebró frente a la parroquia local el tope con el patrono de Diriamba, San Sebastián y la Virgen de Dolores.

El padre Naguib Eslaquit, director del Centro de Retiro Espiritual “Betania”, ubicado en este municipio explicó que estas fiestas tienen más de tres años de celebrarse, como símbolo de la amistad entre los pueblos caraceños.

“Hoy es el tope del patrón Santiago que se reúne aquí en este pueblito de Dolores, y es un derroche de fe, de amor a Jesucristo con el patrón Santiago, y significa desde tiempos inmemoriales, más de 300 años, la amistad y la fraternidad que se da entre todos estos pueblos, especialmente San Marcos, Jinotepe y Diriamba, que se reúnen aquí en esta multitudinaria concentración de fe en primer lugar, pero también en un derroche de cultura, de alegría, de tranquilidad, de colores, de tradiciones”, indicó Eslaquit.

De ello son fieles testigos cada uno de los promesantes, quienes todos los años bailan de frente a Santiago y en dirección contraria al recorrido, como símbolo de confianza, fervor y agradecimiento a los milagros recibidos.

“Cuando yo estaba chiquita un hermano mío me botó, se me cayó la mollera, fui abierta de pecho, de espalda y entonces mi mamá ofreció esta promesa con tal de que yo viviera”, explicó la joven María Victoria Aragón, quien ahora de adulta ya tiene tres años de estar honrando ese milagro.

Raquel López tiene dos años de bailarle a Santiago junto a su hijo. Ella explicó que su promesa tiene como origen una grave peritonitis sufrida por su pequeño.

“Desde ese entonces nosotros le pedimos que Santiago intercediera ante nuestro Señor Jesucristo”, manifestó.

Cabe señalar que las fiestas patronales de Jinotepe se caracterizan por ser de las más alegres de Nicaragua, no solo por el mar de gente que las acompaña sino por las expresiones culturales propias de Carazo como los bailes típicos, entre los que se destacan el Güegüense, las Inditas y el Toro Huaco.