Un ataque suicida en Bagdad, capital de Iraq, dejó al menos 21 muertos y 35 heridos este domingo, según una fuente de la Policía iraquí.

El atentado ocurrió en el barrio chií de Kadhimiya, donde el suicida hizo estallar el cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo. El objetivo fue un puesto de control en el norte de Bagdad, sin embargo, ocho civiles fallecieron, indica Telesur.

La explosión también causó destrozos en varios vehículos y edificios cercanos.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se reivindicó la autoría del ataque suicida perpetrado en esta zona de mayoría chií, en un comunicado emitido por el brazo del EI en Bagdad, denominado “wilayat Bagdad”.

Afirmaron que uno de “sus soldados”, identificado como Abu Tirab al Iraqui, llevó a cabo el atentado contra un grupo de miembros del Ejército y la milicia gubernamental, asegurnado que en el ataque fallecieron e hirieron a un total de 50 uniformados.

Actualmente Bagdad vive un estado de alerta tras los diferentes atentados terroristas reinvindicados por el EI (Daesh en árabe). El 4 de julio al menos 290 personas murieron en un atentado terrorista en el barrio de Karrada, El 7 de julio, unas 35 personas fallecieron y otras 65 fueron heridas tras la explosión de un coche bomba, el 12 de julio, otro coche bomba explotó al norte de Bagdad y dejó 11 muertos y 32 heridos.