El senador estadounidense Bernie Sanders reclamó hoy la renuncia de la líder del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, a raíz de las estrategias partidistas para debilitarlo, filtradas por WikiLeaks.

La mencionada organización reveló la existencia de numerosos mensajes de altos funcionarios del Partido Demócrata para trazar maniobras que debilitaran al congresista frente a la virtual candidata, la exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

"Creo que (Wasserman Schultz) debería renunciar. Punto. Creo que necesitamos una nueva presidenta que nos lleve por una dirección muy diferente", apuntó Sanders, quien rehusó de momento formar una alianza con el Partido Verde.

El social-demócrata de Vermont retomó así su llamado a un cambio de liderazgo para que los Azules atraigan más jóvenes y ciudadanos de la clase media que buscan más oportunidades económicas.

Para Sanders, la prioridad es derrotar al candidato republicano, Donald Trump, por ello mantuvo firme su apoyo a Clinton, cuya candidatura a la presidencia se hará oficial durante la Convención que comienza mañana en Philadelphia.

Robby Mook, director de campaña de Clinton, acusó a "hackers" rusos de infiltrar los correos electrónicos a Wikileaks para dividir al Partido Demócrata justo antes de su magna cita.

Wasserman Schultz tenía previsto intervenir en la Convención, pero según fuentes no identificadas por la cadena CNN, suspendió su discurso.