Con la Antorcha de la Libertad recorriendo las calles de la ciudad de León, estudiantes del Centro Universitario (CUUN) y autoridades de la UNAN-León, celebraron los Nuevos Tiempos de Esperanza y de Buen Corazón que vive Nicaragua, al conmemorar éste sábado 57 años de la masacre del 23 de julio.

"La libertad que hoy estamos viviendo, la libertad que representa el estudiante, eso es la antorcha. La voz del pueblo en la juventud, que ha sido con este Gobierno (Sandinista), lo único que le ha dado la potestad de ser parte de los cambios y programas, además esa antorcha indica que hoy Nicaragua vive los sueños de cada uno de los mártires que dieron su sangre su vida, lo más sangrado que puede ofrecer el padre celestial Dios", refirió Ricardo Reyes, Presidente del CUUN.

Autoridades edilicias y del Frente Sandinista también participaron haciendo Guardia de Honor frente al monumento erigido a los cuatro héroes y mártires que entregaron su vida ese 23 de julio de 1959.

Flor de Maria Valle, indicó que la sangre de los mártires del 23 de julio es sangre que compromete a la comunidad universitaria a seguir ese legado, sus sueños de libertad, de un país libre y bendito.

"En un momento de reflexión, de recordación, del esfuerzo y el legado que nos dejaron los héroes y mártires del '59, donde inicia el movimiento estudiantil con toda una beligerancia que hasta el día de hoy se destaca", precisó Octavio Guevara Villavicencio, Rector de la UNAN-León.

Igualmente por la madrugada de este 23 de Julio, cientos de estudiantes colocaron velas en la Avenida Universitaria (recientemente declarado Patrimonio Histórico), conmemorando la Gesta Heroica de los mártires de 1959.