Ante la solicitud del Obispo de la Diocesis de León, Monseñor Bosco Vivas Róbelo, en nombrar como 'Siervos de Dios' o nuevos 'Candidatos a la Santidad' al padre Mariano de Dubón y Remigio Salazar, el Vaticano aceptó recientemente esta decisión, luego de un amplio estudio realizado por la Sagrada Congregación de la Causa de Los Santos.

"La Santa Sede (Vaticano), ha dado una respuesta positiva a la petición que le hice de iniciar este proceso y nos ha enviado una carta, que he recibido recientemente de la Sagrada Congregación de la Causa de Los Santos, que después de estudiar esta propuesta nuestra, no han encontrado ningún obstáculo... es decir, lo que les informamos dándoles breves biografías de estos dos sacerdotes, les ha satisfecho y no encuentra ningún obstáculo, para que aquí en la Diócesis iniciemos el proceso diocesano", detalló Monseñor Bosco Vivas Róbelo, Obispo de la Diócesis de León.

La iglesia católica a través de esta Diócesis de León, ahora inicia el proceso de canonización.

En ese sentido, Monseñor Bosco, agregó que personalmente elegirá un tribunal para realizar este proceso Diocesano.

"El proceso durará un tiempo, de tal manera que en un tiempo que se recopile datos, cartas, documentos y testimonios se pasarán a la Santa Sede (Vaticano), para iniciar el proceso de la Iglesia Universal y una vez que supere el estudio en el Vaticano y se hacen los milagros que la iglesia pide, entonces se procede a poner la fecha de canonización, propuesta por el Papa hacia los dos candidatos", explicó Monseñor.

El padre Remigio Salazar, fue párroco del Santuario de El viejo, en chinandega y falleció en el año 1857, mientras que el padre Mariano Dubón, falleció en 1934, estuvo encargado del hospicio de huérfanos, en la iglesia San Juan de Dios y es el lugar en que descansan sus restos.