La Red Sismológica costarricense informó que ha localizado nueve sismos con magnitudes (Mw) de entre 3,1 y 3,9 a lo largo del río Colorado, en la zona de Harbor Head, informa este martes el diario El País de San José.

El sismo de mayor magnitud (3,9) ocurrió el 22 de setiembre a las 5:55 pm. Cabe destacar que todos estos sismos son superficiales, a profundidades de entre 5 y 14 km. "Hasta el momento no hemos tenido reportes de que estos temblores han sido sentidos, debido a la escasa población de esa zona remota", resaltó un informe de la RSN en su página oficial (.http://www.rsn.ucr.ac.cr).

Añadió que la estación sismológica ubicada en Tortugero (TRT1), ha permitido una buena cobertura de esta sismicidad en conjunto con el resto de estaciones con que cuenta la RSN en todo el país. En la imagen adjunta, se muestra la localización de los epicentros (círculos rojos) y la estación Tortuguero.

Estos sismos son relevantes ya que esta zona es caracterizada por una sismicidad muy baja. Explicó la RSN.

Precisó que los epicentros se alinean con el río Colorado, con un rumbo noroeste-sureste y sugieren la presencia de una falla activa, hasta ahora desconocida.

Históricamente, existen referencias sobre terremotos en la zona limítrofe entre Costa Rica y Nicaragua en los años 1648, 1651 y 1663. De acuerdo con el libro "Temblores del período colonial de Costa Rica" (Peraldo y Montero, 1994) estos terremotos levantaron los raudales del río San Juan, haciendo imposible que embarcaciones de cierto tamaño pudiesen recorrer sectores del río, ahondó la RSN.

La Red consideró que los sismos en la zona de Harbor Head han sido inducidos por el terremoto del 5 de setiembre del 2012, en la península de Nicoya, el cual, además ha disparado sismicidad en otras regiones del Costa Rica.