El millonario Donald Trump aceptó este jueves la investidura del partido Republicano a la presidencia de Estados Unidos, prometiendo derrotar a la demócrata Hillary Clinton en los comicios de noviembre.

"Con humildad y agradecimiento acepto la candidatura para la presidencia de Estados Unidos", exclamó Trump, recibido con vítores y una ovación de pie en Cleveland, donde los republicanos culminan cuatro días de convención partidista.

"Juntos, llevaremos nuestro partido de regreso a la Casa Blanca", añadió en su discurso, que era visto por millones de televidentes.

"Tengo un mensaje para ustedes: el crimen y la violencia que hoy aflige a nuestra nación pronto acabarán", afirmó Trump, asegurando que, de ganar las elecciones, en su primer día en la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017, "la seguridad será restaurada".

Su discurso coronó el increíble ascenso a la cumbre del 'Gran Old Party' de un neófito de la política, quien con crudeza y estridencia supo mejor que nadie interpretar la desesperación de los perdedores de la globalización y canalizar su rabia hacia las clases dirigentes.

Críticas a Clinton y a Obama

Durante su discurso, Trump criticó Donald las políticas nacionales e internacionales de Barack Obama y envió varios mensajes a su rival Hillary Clinton.

"El legado de Hillary Clinton es muerte, destrucción, terrorismo y debilidad. El mensaje de Clinton es que las cosas nunca cambiarán, el mío es que las cosas cambiarán y debe ser ahora: Donald Trump. Sufro con los políticos que no cumplen con sus promesas. Cuando un secretario de Estado pone en riesgo a nuestro país, debe aceptar las consecuencias".

Además criticó el sistema de Gobierno actual de Estados Unidos, incluidos los tratados de libre comercio.

"El presupuesto no está mejor, el presidente Barack Obama llevó la deuda a más de 19 billones. Casi 4 de cada 10 niños afroamericanos viven en la pobreza en Estados Unidos. Los acuerdos comerciales nos han quitado nuestros puestos de trabajo y nuestra riqueza. La corrupción ha llegado a un nivel nunca antes visto en nuestro país. Yo solo puedo arreglar el sistema, porque lo conozco bien. He visto con mis ojos, cómo el sistema está contra los ciudadanos. Reinstauraré la ley y el orden en este país, trabajando con fiscales para que se hagan las cosas de la manera correcta".

Migración y terrorismo

Además hizo un análisis sobre la política exterior de Estados Unidos y su posición ante grupos terroristas como Isis.

"Vamos a derrotar a los bárbaros de Isis y lo vamos a hacer rápidamente. Para protegernos del terrorismo debemos tener lo mejor a nivel de inteligencia en cualquier parte del mundo, tenemos que abandonar las políticas fallidas sobre la construcción de regímenes y trabajar con los aliados para destruir el terrorismo islámico. Eso significa trabajar con nuestro alieado en la región: el Estado de Israel".

Agregó que "tenemos que suspender la migración de cualquier país para evitar el terrorismo. No queremos a esa gente en nuestro país. A pesar que no hay manera de saber quiénees son los refugiados o saber de dónde vienen, yo solo quiero recibir a quienes apoyen nuestros valores y quieran a nuestra gente. Quien apoye a la violencia y al odio, no será bienvenido a nuestro país y no lo será nunca más. Queremos un sistema de migración que funcione para Estados Unidos".

Trump una vez más recalcó que construirá un muro en la frontera entre Estados Unidos y México que sirve como puente para el paso de miles de migrantes indocumentados.

"Vamos a construir un muro para parar la migración en nuestra frontera y proteger la integridad de nuestros migrantes legales. Se acabó el descuento en la frontera, terminaremos con la trata de cubanos, el cruce ilegal en la frontera terminará y la calma volverá a nacer. Nuestras leyes recibirán por fin el respeto que se merecen".