La dirigencia del Centro Universitario (CUUN) de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), junto autoridades políticas del Frente Sandinista y edilicias, develizaron una placa conmemorativa en honor a los mártires del 23 de Julio, declarando a la Avenida Universitaria y la Casa CUUN cómo Patrimonios Históricos del Movimiento Estudiantil Nicaragüense.

"Honor y Gloria para los jóvenes universitarios que hace 57 años, dieron su vida y que pasaron a la inmortalidad, pero que también han quedado en la conciencia colectiva de los nicaragüenses", enunció Ricardo Reyes, Presidente del CUUN.

Róger Gurdián, Alcalde de León, manifestó que "estamos nosotros ahora en una Nicaragua más próspera más justa, Cristiana, Socialista y Solidaria, que en cada efeméride conmemora a sus héroes y mártires".

Durante el acto, también se inauguró el nuevo mural ubicado en la casa CUUN, que refleja la masacre del 23 de julio de 1959 y cómo Nicaragua ha cambiado en Rutas de Paz y Esperanza.

"Este mural es una breve reseña de la lucha liberada de la juventud nicaragüense de todos los tiempos, juventud que debe seguir promoviendo y protagonizando la historia en estos otros tiempos en que Nicaragua conoce la paz", destacó Flor de Maria Valle, Vice-Rectora de la UNAN-León.

A este importante acto, acudieron jóvenes universitarios que participarán de la escenificación, que vivieron los cuatro mártires hace 57 años.