No nos sorprende ni nos extraña, porque desde que retomó el poder en el año 2006, se ha caracterizado por estar en una campaña permanente en busca del BIEN COMUN y erradicar de plano la pobreza en Nicaragua.

Y en el plano internacional, el Presidente Ortega siempre se ha manifestado para buscar la solución de problemas entre naciones, a través del diálogo permanente.

De modo, que la encuesta realizada esta semana por la Consultora Mitofski de México, una de las más serias de América Latina, en la que le otorga al Comandante Ortega casi el 60 por ciento de calificación, también lo coloca entre los 20 mandatarios del Continente Americano, como el quinto más popular entre los presidentes de nuestra América.

Pero esta calificación y esta popularidad dentro y fuera de Nicaragua que se le otorga al Presidente Ortega, no es producto de la casualidad, sino del trabajo diario, de día y de noche, buscando el bienestar del pueblo nicaragüense.

En compañía de la Primera Dama, Rosario Murillo, trabajando hombro con hombro, el Presidente Ortega con una meta fija, comenzaron a implementar los exitosos Programas Sociales que tanto bienestar han llevado a los nicaragüenses.

LAS BANDERAS DE LA PAZ Y EL BIEN COMUN


Esta calificación y popularidad que gozan el binomio presidencial Ortega-Murillo, se obtuvo al poner las bases sólidas del progreso y el combate frontal a la pobreza bajo el emblema y la insignia de PAZ, AMOR, BIEN COMUN, RESTITUCION DE DERECHOS DE LOS NICARGUENSES, TRANQUILIDAD, ESTABILIDAD, DIALOGO CONSTANTE Y EL CONSENSO con toda la población, que han sido la clave para el rotundo éxito del Gobierno Sandinista.

Esta enorme popularidad que gozan el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, también se debe a la seguridad que existe en Nicaragua, lo que le da confianza a los inversionistas y turistas que visitan nuestro país.

Así lo atestigua la prestigiosa empresa TRAVEL BLACKBOARD, la que, en su estudio más reciente, anunció que Nicaragua es el país más seguro para el turismo en toda América Latina.

Y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), asegura que la tasa de homicidios por año en Nicaragua es de apenas el 12 por ciento por cada 100 mil habitantes, en comparación del 26 por ciento por cada 100 mil habitantes en el resto de la región.

SIN DORMIRSE EN SUS LAURELES


Pero todos estos reconocimiento al Gobierno del Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama, Rosario Murillo, no les permite dormirse en sus laureles.

Por el contrario, como vemos en la actual campaña electoral para las elecciones municipales del próximo cuatro de noviembre, los sandinistas en todo el país continúan trabajando estrechamente con el pueblo para, juntos, avanzar a Nicaragua por los caminos del progreso en paz y estabilidad.

Como lo hemos expresado con anterioridad, la campaña del Frente Sandinista no es la tradicional de discursos y promesas no cumplidas.

No. La campaña del frente Sandinista es de trabajo diario, de día y de noche. Como las hormiguitas, junto al pueblo. Construyendo un luminoso futuro con la restitución de derechos de los nicaragüenses con justicia y dignidad.

LLEVANDO LA LUZ DONDE HABIA OSCURIDAD

La popularidad y reconocimiento nacional e internacional al binomio presidencial Ortega-Murillo, se debe entre otras cosas, que en lo más profundo de Nicaragua, se ha llevado la luz eléctrica donde por siglos hubo oscuridad. Donde hoy hay cocinas solidarias y nuestros hermanos campesinos comienzan a decir adiós al carbón y la leña.

Esta campaña electoral del Frente Sandinista, que más que campaña electoral, es campaña solidaria, donde sus militantes llevan los paquetes alimentarios a personas de la tercera edad, mientras se le busca una solución integral a sus demandas.

SEPULTADOS LOS “TIEMPONES” DEL NEOLIBERALISMO

El pueblo, que votará masivamente por los candidatos del Frene Sandinista, sabe que los “tiempones” del neoliberalismo salvaje que desgobernaron Nicaragua de 1996 al 2006, están sepultados para siempre, pues solo dejaron hambre y miseria al pueblo.

Por todas estas válidas razones, no es de extrañarnos, pues, que el Presidente CONSTITUCIONAL Daniel Ortega y la Primera Dama Rosario Murillo, sean muy populares no solo en Nicaragua, sino a nivel internacional, ya que los exitosos Programas Sociales dirigidos a terminar con la pobreza transformando a Nicaragua, han trascendido las fronteras de nuestra Patria. La Consultora Mitofski lo atestigua.