Acompañada de forma especial por los Embajadores de Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y de El Salvador, como expresión de la unidad de las fuerzas progresistas de nuestra Latinoamérica, Nicaragua celebró este 19 de julio el 37 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, en la sede del Instituto Italo - Latino Americano (IILA) en la ciudad de Roma.

Ante la presencia heterogénea de representantes diplomáticos, connacionales, movimientos sociales y de solidaridad, el encuentro ha sido una genuina expresión del compromiso creciente con nuestro País y un reconocimiento de los logros alcanzados por el Gobierno del Presidente Ortega y de la Cra. Rosario, en la restitución de los derechos del pueblo nicaragüense.

Durante el conversatorio nuestra Embajadora en Italia, Monica Robelo, realizo’ una retrospección histórica del proceso revolucionario nicaragüense, mismo que ha sentado las bases para que el Gobierno Sandinista lleve a cabo, con firmeza y voluntad política, las profundas transformaciones económicas y sociales que sustentan hoy los éxitos alcanzados.

La reducción de la pobreza y de la desigualdad, los índices de crecimiento económico, los niveles de protagonismo de la mujeres en las esferas de la política y en la sociedad, el progreso de la justicia social, han sido resaltados como la síntesis del grande cambio que estamos viviendo en Nicaragua.

“Nuestro principal reto es continuar trabajando en la lucha para erradicar la pobreza, es proteger los avances logrados en estos años recientes e impedir retrocesos sociales, ante un escenario mundial de mayor estancamiento económico.

Es por esto, que el gran Canal interoceánico representa una nueva oportunidad para Nicaragua, ya que ha sido concebido para combatir la pobreza, impulsar la generación de empleos y encontrar vías para una mejor distribución de las riquezas.

Este gran proyecto no es solo una oportunidad para Nicaragua, sino que representa una ocasión para que los pueblos latinoamericanos unan esfuerzos para nuestra integración. Que este canal sea un puente que nos acerque y nos permita hacer frente a los abates de este momento histórico.

Que este canal sea la oportunidad, que sea la contribución de Nicaragua con nuestra región”, remarco’ la Embajadora Robelo.

Posteriormente y continuando con el espíritu de la celebración, se llevó a cabo un brindis en honor de la revolución popular Sandinista, de nuestra Nicaragua bendita y siempre libre y por el bienestar de nuestros pueblos hermanos SIEMPRE UNIDOS.