En el acto del 37 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, participaron como invitados, diversos líderes latinoamericanos que reconocen en Nicaragua, a un país que va caminando positivamente con pasos agigantados derrotando la pobreza con el liderazgo del Comandante Daniel Ortega Saavedra y la compañera Rosario Murillo.

Entre las personalidades internacionales que participaron muy jubilosos de esta fiesta del 37/19, estaban la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, los ex presidentes de Guatemala Vinicio Cerezo y Manuel Zelaya de Honduras, la ex canciller hondureña Patricia Rodas y dirigentes de movimientos y partidos de izquierda latinoamericana.

Daniel Ortega es un símbolo mundial para las luchas en pro de la justicia y del amor a los pueblos que realmente necesitan cambios, como lo necesita Latinoamérica. Nicaragua y su Revolución Sandinista, para nosotros significan un baluarte, una base fundamental para todos los procesos latinoamericanos, al igual como lo fue el Presidente Hugo Chávez, José Martí, el General Augusto C. Sandino y (Francisco) Morazán”, destacó el ex mandatario hondureño.

La líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, afirmó que la presencia masiva del pueblo y de la juventud nicaragüense, es muestra fehaciente de la conciencia adquirida para seguir impulsando el proyecto revolucionario que lidera el FSLN.

“Es un honor estar aquí con el pueblo nicaragüense, saludar a los dirigentes, saludar al compañero Daniel Ortega, a la compañera Rosario Murillo, a los jóvenes y a todas las personas que hacen posible la grandeza de esta Revolución”, dijo Menchú.

Añadió que Nicaragua es vista en el exterior, como un ejemplo muy grande de mucha cooperación, de mucho rostro social, de avances sociales y con mucha seguridad ciudadana.

Nicaragüenses deben preservar todo lo que han ganado

Valoró que el país se enfrasca en un nuevo proceso electoral, del cual considera que el FSLN y el comandante Daniel Ortega deben salir triunfantes y eso se ve con el fuerte respaldo al líder sandinista.

“Nos alegra mucho que las encuestas están bien y que el compañero Daniel Ortega va a competir una vez más, le deseamos mucho éxito y creemos que la grandeza de esta Revolución, depende de sus dirigentes, de sus líderes (…) ojala que los nicaragüenses puedan preservar todo lo que han ganado hasta ahora”, dijo Menchú.

Cerezo señaló que estar en Nicaragua cada 19 de julio, es un deber y hasta una obligación, pues la Revolución Sandinista marcó una época que abrió las puertas a muchos cambios en América Central.

“Y una de las cosas que formó parte de nuestra contribución en América Central fue promover la paz para evitar una guerra y un conflicto generalizado en el país y en toda la región”, destacó Cerezo.

Añadió que ve con mucha satisfacción que 37 años después del triunfo de la Revolución, Nicaragua está logrando avances provocados precisamente por el proceso revolucionario sandinista.

“En América Central se ve a Nicaragua con admiración, porque creemos que ha tenido logros que dan mucha estabilidad, se ve certeza política y por lo tanto contrasta con muchos de los problemas que se dan en otros países de América Central, la seguridad es uno de los elementos que más se admira y la ruta que están agarrando de crecimiento económico, puntualizó Cerezo.

El dirigente del Partido de Unidad Popular de Argentina, Fabio Rambas manifestó que la Revolución Sandinista ha demostrado durante 37 años, una defensa implacable en los derechos de los niños, de los hombres, de las mujeres, de la salud, la educación y de la participación.

“En el caso personal me tocó ser partícipe en los años ochenta y después de 34 años vuelvo a estar presente en esta plaza y me emociono mucho, pero es un orgullo para nosotros, porque el sandinismo trasciende a un gobierno en Centroamérica, es una expresión y ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay un pueblo unido y cuando hay conducción política y fundamentalmente cuando las fuerzas de Nuestramérica se junta para decirle basta a los que ostentan el poder económico, comunicacional y cultural”, enfatizó Rambas.

A 34 años que visitó el país por última vez y ahora que está de regreso, manifestó que ha podido ver la misma calidez humana del nicaragüense, pero “he notado cambios reales y significativos, la Managua que conocí fue otra, la de la guerra (…) pero hay grandes cambios que marcan la ruta del progreso”.

La ex canciller hondureño Patricia Rodas, califica a la Revolución como un proceso de éxito popular, social y con grandes mecanismo de inclusión.

“Este proceso revolucionario con el comandante Daniel es extraordinario, pienso que el comandante Daniel está sembrado, así como el Sandinismo, en el corazón de Nicaragua y esto es una prueba de ello, está gobernando este país llevándolo a estadios superiores de progreso, que fue lo que convocó a los sandinistas, transformar a Nicaragua, hacerlo un país incluyente”, dijo un dirigente del Partido Revolucionario Dominicano.

El pueblo nicaragüense se concentró este martes en la Plaza de la Fe “San Juan Pablo II”, donde celebró con Esperanza y en Victorias, el 37 Aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista.

El acto fue presidido por el Comandante-Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo Zambrana. Participaron el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, compañero Nicolás Maduro; el mandatario salvadoreño Salvador Sánchez Cerén; el vicepresidente de la República de Cuba, compañero Miguel Díaz-Canel; y Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Miguel Obando y Bravo, entre otros.