En conferencia de prensa los representantes del Ministerio Público de Nicaragua, aseguraron que un mes después de iniciadas las investigaciones y detenidos los mexicanos que se hicieron pasar como trabajadores de la empresa Televisa, aún no existe información oficial de las autoridades mexicanas.

Hasta el momento la única información con la que cuentan las autoridades nacionales, es la comunicación que hizo el embajador mexicano Juan Rodrigo Labardini, quien en primera instancia informó que estas personas no eran trabajadores del emporio televisivo.

Pero esta versión y la situación legal de las seis camionetas Vans aún no es oficializada por el Ministerio Público de México, país donde diversos medios de comunicación han develado que los registros de los vehículos están a nombre de Televisa, empresa que ha esgrimido que la acusada Raquel Alatorre utilizó un poder notarial falso para hacer la inscripción.

También existe otra versión de Ramón Pérez Amador, representante de la televisora mexicana que se presentó al Ministerio Público, a deslindar responsabilidades y a denunciar por la utilización ilegal de la marca.

Guido manifestó que estarán solicitando información al Ministerio Público de México, en torno a establecer si el pasaporte con cada nombre de los acusados es falso o verdadero. También solicitarán información bancaria y los registros domiciliares.

Juárez indicó que a los 18 mexicanos también se les investiga por la utilización comercial ilegal de la marca y logos de Televisa.

Las autoridades nicaragüenses manifestaron que recurrirán a la Asistencia Legal Mutua para solicitar información oficial a México, tal y como está establecido en los convenios internacionales sobre temas jurídicos.

Falsedad ideológica cometida en México


La investigación sobre la utilización comercial de marca está asignada a la Unidad Especial de Corrupción del Ministerio Público, que dirige el fiscal Javier Morazán, la cual hace una recopilación de toda la información que ha salido a luz hasta el momento.

Al respecot, el Fiscal Juárez, expresó que “es sencilla la investigación nuestra, únicamente pretendemos determinar si los vehículos y los emblemas y los símbolos utilizados en la operación de transporte de dinero, de crimen organizado y todo lo demás, pertenecían o pertenecen o no, a Televisa”.

Aclaró que el Ministerio Público no ha desvinculado la acusación por lavado de dinero, crimen organizado y transporte internacional de droga, con la investigación por utilización comercial de marca.

Guido explicó que aunque los delitos de utilización ilegal de marca y logo se cometieron en México, el Ministerio Público realizará las investigaciones necesarias.

La funcionaria indicó que el Ministerio Público de Nicaragua no puede determinar si los detenidos están o no conectados con el cartel Los Zetas. Los 18 mexicanos fueron detenidos desde el 22 de agosto pasado, cuando pretendian pasar por nuestro territorio transportando 9.2 millones de dólares escondidos en 4 de las seis camionetas Vans rotuladas con los logos y marca de Televisa. El 3 de diciembre próximo inicia el juicio oral y público.