Hafpor Júlís Björnsson es uno de los actores de Juego de Tronos que más activo es en redes sociales. Es habitual ver al islandés en su perfil de Instagram luciendo su hercúleo cuerpo. Para el cual tiene que someterse a unos entrenamientos (casi) sobrehumanos, que le convierten en el hombre más fuerte de Europa.

Un aspecto, de gigante invencible, que le valió un puesto en la serie de HBO, donde no es que tenga que mostrar muchas dotes interpretativas. No le piden que recite el monólogo de Hamlet. Lo suyo es más mostrar una fortaleza que hace temblar a cualquier caballero de los Siete Reinos. Y es que La Montaña, que fue capaz de quemarle la cara a su hermano, es un guerrero implacable.

Un tipo duro donde los haya. Capaz de hacer añicos a Oberyn Martell, en una de las escenas más memorables en las seis temporadas de Juego de Tronos. Una pelea en la que él acabó con el príncipe de Dorne, que había llegado a Desembarco del Rey para ser consejero del Rey Joffrey Baratheon y acabó luchando en un juicio por combate (en favor de Tyrion Lannister) frente a Ser Gregor.

La Montaña, el guerrero de Cersei

De esa pugna La Montaña queda malherido, se supone que muerto, que ha dicho adiós al mundo de los vivos. Y es que las heridas infligidas por Oberyn hacían pensar en ello.

Muestra su cara en Instagram

Pero no fue hasta el final de la quinta temporada, con el paseo de la vergüenza de Cersei Lannister, cuando se volvió a ver al gigantón. Al guerrero más implacable y bestial de Poniente. Y ha sido en la sexta temporada, donde convertido en un cuasi zombie, a medio camino entre un robot y en un ser de otro mundo, cuando ha dado muestras de su fiereza más brutal.

Se ha convertido en el guardián personal de la nueva inquilina del Trono de Hierro. Cersei sabe que tiene en él a una máquina de matar implacable. Capaz de reventar la cabeza a un clérigo o un crítico con la reina.

Su rostro es de lo menos visto en la sexta temporada, sólo en un pequeño momento pareció verse, pero ha sido el propio actor en su perfil de Instagram quien ha querido compartirlo con sus seguidores. Y da miedo, mucho miedo.