El Plan Nicaragua Mejor que impulsa la Policía Nacional en 72 puntos de control, permitió la detención de 123 personas que conducían en estado de ebriedad, lo que ayudó a reducir los accidentes de tránsito.

A estos conductores además de ser detenidos por varias horas, se les impuso la multa que dictan las leyes, además de la suspensión de la licencia.

El objetivo del plan es circular en las vías públicas sin riesgo como conductor, peatón o pasajero, potenciando la relación Policía–Familia-Comunidad.

El Comisionado Mayor Roberto González Kraudy, Director de Tránsito Nacional brindó un informe sobre el trabajo realizado por esta especialidad policial, destacando que se retuvieron unos 302 automotores, entre motociclistas, autos, camiones y camionetas.

Del total de vehículos, 216 eran motocicletas, 73 autos, 10 camionetas y 2 camiones, para totalizar los 302. De ese total a 123 se les detuvo por andar en estado de ebriedad, 134 por no portar documentos y 45 por no portar las placas.

“Con el Plan de Seguridad Vial estamos promoviendo una cultura vial para circular sin riesgos en las vías e incrementando la seguridad vial, el propósito es: Salvar la vida de los ciudadanos”, destacó González Kraudy.

El jefe policial mencionado algunas recomendaciones para evitar hechos lamentables en las carreteras, entre estas; caminar, transitar o manejar vehículos con prudencia, no conducir bajo los efectos de alcohol, respete los límites de velocidad y las señales de tránsito, use el cinturón de seguridad y casco para conductores y pasajeros de motos, evitar distracciones al momento de conducir y evite el exceso de pasajeros.