Con una misa y cantos nicaragüenses se conmemoró en Finlandia el 37 Aniversario de la de la Revolución Popular Sandinista.

La ceremonia eucarística se celebró el pasado viernes 15 de julio en la Catedral de San Enrique, en Helsinki, y fue oficiada por el padre Oscar Sinchi.

El sacerdote se refirió en su homilía a la gesta de los hermanos y hermanas que ofrendaron sus vidas por la libertad y transmitió, desde un púlpito flanqueado por la bandera de nuestro país, los mejores deseos de éxito para el pueblo de Nicaragua.

Durante el servicio religioso, el guitarrista chileno Roberto Cueto interpretó piezas del cancionero popular nicaragüense dedicadas a la vida, la solidaridad y el amor.

Tras la misa se llevó a cabo un evento cultural en el auditorio de la iglesia donde, con fervor patriótico y fraternidad, se rindió homenaje al General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, y a los Héroes y Mártires de la Revolución Popular Sandinista.

Ricardo Alvarado, embajador de Nicaragua en el país nórdico, recordó que la Revolución dio como resultado el triunfo del pueblo nicaragüense sobre la sanguinaria y genocida dictadura militar de Somoza. Agregó que hoy nuestra patria goza de paz, libertad y prosperidad y que los avances socioeconómicos del Gobierno que preside el Comandante Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo son reconocidos internacionalmente.

En el acto conmemorativo estuvieron presentes miembros de la comunidad nicaragüense residente en Finlandia, Cuerpo Diplomático, representantes de organizaciones de amistad y exbrigadistas finlandeses de la solidaridad con Nicaragua.