Unos 400 muchachos y muchachas se encuentran disputando los primeros lugares de los Juegos Deportivos 37 Aniversario (37/19), organizados por el Movimiento Deportivo Alexis Argüello de la Juventud Sandinista 19 de Julio.

La etapa nacional de los juegos se realiza desde este viernes hasta el domingo, Día de la Alegría, en el Parque Luis Alfonso Velázquez Flores, en las disciplinas de fútbol sala, voleibol y baloncesto.

Tatiana Silva, coordinadora del Movimiento Deportivo Alexis Argüello, expresó durante el acto de apertura que en todas las etapas (municipales, departamentales y regionales) se ha logrado movilizar a más de 32 mil muchachos y muchachas.

“Estos muchachos salen de las ligas de los barrios y comunidades. Son producto de las ligas que realizamos de manera permanente en las canchas y parques rehabilitados por nuestro buen gobierno”, subrayó

Estos jóvenes atletas han tenido que hacer esfuerzos mayúsculos para poder llegar a esta última etapa, debiendo haber enfrentado a cientos de muchachos cuya aspiración era también representar a su departamento a nivel nacional.

Alondra Hernández, de 18 años, es miembro del equipo que representa a Chinandega en el fútbol sala femenino, y aseguró que todo el esfuerzo realizado ha valido la pena.

“Nos preparamos mucho para poder llegar hasta donde hoy estamos. Somos ocho muchachas y me siento bastante emocionada porque con estos juegos se está promoviendo el deporte para nosotros los jóvenes”, señaló.

Igual de emocionados se mostraron los muchachos.

“Nos sentimos muy contentos por haber pasado las fases regionales y venir a representar a Rivas con mucho orgullo”, manifestó Jefferson Guzmán, atleta de fútbol sala.

Cabe señalar que todas estas disciplinas deportivas son practicadas por los adolescentes y jóvenes nicaragüenses gracias a que el Gobierno Sandinista tiene como política construir y restaurar canchas y parques en todo el país. Con ello lo que se busca es despertar en las nuevas generaciones el amor al deporte y por tanto que estos puedan abonar al ambiente de paz y tranquilidad que hoy reina en Nicaragua.