El secretario de Estado de EU, John Kerry, afirmó estar al tanto del intento de golpe militar que sufre Turquía, donde espera que haya "paz y estabilidad".

“Sé lo ocurre en Turquía, pero no tengo más detalles, por el momento. Espero que haya paz, estabilidad y continuidad en Turquía pero no tengo nada que añadir sobre lo que está pasando ahora mismo", afirmó Kerry desde Moscú.

Tras informaciones que apuntaban a un fuerte despliegue militar en Ankara y Estambul, el Ejército turco afirmó, en un comunicado de prensa, que se hizo con el poder en todo el país.

“El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales serán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señala la nota del Estado Mayor del Ejército.

En su cuenta de Twitter, el Departamento de Estado de EU describió la situación en Turquía al publicar que "el gobierno turco afirma que elementos de las fuerzas armadas turcas se están sublevando. Las fuerzas de seguridad intentan contenerlo. Algunos edificios están bloqueados".

Según confirmó la Embajada de EU en la capital turca, "disparos se oyeron en Ankara y ambos puentes están cerrados en Estambul" sobre el Bósforo.

Además, en Twitter, el Departamento de Estado pidió a los ciudadanos estadunidenses que busquen refugio y permanezcan en lugares cerrados.

También instó a los ciudadanos de EU a que contacten cuanto antes con su familia y seres queridos para detallar su situación.

En este sentido, la diplomacia estadunidense alertó de que las redes sociales parecen estar siendo bloqueadas en Turquía y pide a sus nacionales que usen el correo electrónico y el teléfono para sus comunicaciones.

Por otro lado, la agencia Anadolu afirma que el jefe del Estado Mayor, general Hulusi Akar, ha sido tomado como rehén por un grupo de soldados.

Los medios turcos anunciaron que el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, dará un discurso en breve, mientras que el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim, confirmó en declaraciones a la cadena NTV que hay un aparente golpe militar en Ankara.

“Se trata de un grupo dentro del Ejército que se levantó", dijo el jefe de gobierno, quien admitió que esos militares “rodearon algunos edificios importantes".

"Quienes lo hicieron pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia", prometió Yildirim.