El presidente Francois Hollande señaló que más de "50 personas se encuentran entre la vida y la muerte" luego de que un camión atropelló a una multitud de personas, que se encontraba celebrando la fiesta del Día Nacional de Francia.en el paseo Anglais, en la ciudad de Niza, al sur de Francia, con un saldo de 84 muertos y decenas de heridos de gravedad.

Después de visitar Niza, en un mensaje televisado para los medios de comunicación Hollande dijo que "el terror ha vuelto a golpear a Francia". También apuntó el hecho como de “caracter terrorista” y de “una monstruosidad ” al utilizar un camión para matar a personas.

“Francia ha sido atacada en el día su fiesta nacional” -acotó- los derechos humanos son negados por los fanáticos y Francia claramente es su blanco” dijo Hollande.

Por su parte el ministro de interior francés, Bernardo Cazeneuve mencionó que, “ estamos en guerra con terroristas, que quieren golpearnos a cualquier precio y de manera muy violenta”.

Francois Hollande, decretó tres días de duelo en Francia, tras los lamentables hechos en la ciudad de Niza; según los medios de comunicación el autodenominado Estado Islámico ( Daesh en Árabe) se adjudicó el atentado.

Las autoridades pidieron a la población permanecer en sus hogares, y cancelaron el resto de las actividades planeadas en la ciudad de Niza.

En poco más de año y medio se han registrado en Francia tres atentados terroristas, tales como los sucedidos en varios restaurantes y una sala de conciertos en París hace ocho meses, que provocaron 130 muertos.

En 2015 un ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo terminó con la vida de gran parte de sus redacción.