El presidente francés confirmó que tras el ataque en Niza 77 personas murieron, incluidos algunos niños. Así mismo, el mandatario señaló que se extenderá el estado de emergencia en el país por tres meses más.

Durante un mensaje, Hollande dijo que lo ocurrido en Niza fue un ataque terrorista que no puede ser ignorado.

Según fuentes policiales el camión utilizado para el ataque estaba repleto de armas y granadas de mano. También encontraron identificaciones oficiales de un ciudadano franco-tunecino en el camión

El vehículo subió a la acera durante dos kilómetros (1.2 millas) y embistió a una multitud que estaba reunida para ver el espectáculo de fuegos artificiales del Día de la Bastilla en la turística ciudad de Niza, en lo que autoridades y testigos describen como un ataque deliberado.

El fiscal de Niza, Jean-Michel Pretre dijo que los cuerpos quedaron tirados a lo largo del camino. Señaló que el incidente "cuenta con varios ingredientes de un ataque que nos permiten pensar que fue eso".