La Oficina Estatal de Control de Inundaciones y Alivio de Sequías de China informó hoy que el país aún enfrenta una situación crítica por las inundaciones.

De acuerdo con Zhang Jiatuan, portavoz de esa institución, se prevé una nueva ronda de lluvias fuertes durante los próximos días en las zonas del centro y este por lo que China se preparará para lo peor y luchará por lo mejor.

La víspera más de mil 508 distritos de 28 provincias habían registrado inundaciones, con 237 fallecidos y 93 desaparecidos.

Según Zhang, las pérdidas económicas directas totalizaron 22 mil millones de dólares siendo las partes centrales y surorientales del país las más afectadas.

Recientemente el presidente chino, Xi Jinping, ordenó al Ejército Popular de Liberación (EPL) y la policía armada que envíen más tropas para participar en el control de inundaciones y la asistencia de socorro de desastres en las regiones azotadas por las tormentas.

Las lluvias han provocado el derrumbe de 41 mil viviendas y obligado a la evacuación de más de un millón de personas.

Asimismo, el tifón Nepartak, el primero de este año en China, tocó tierra en la provincia suroriental de Fujian dejando ya 21 muertos y 13 desaparecidos, informaron las autoridades locales.