El Co-Director del Sistema Nacional de Atención y Prevención a Desastres Naturales (SINAPRED), doctor Guillermo González informó que la situación provocada por las lluvias en diferentes zonas del Caribe, se viene normalizando poco a poco en la medida que los ríos bajan sus niveles.

Recordó que las afectaciones se han producido por las lluvias originadas por el paso de dos ondas tropicales, que han dejado afectados en la zona sur de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur y Zelaya Central.

“La acumulación de estas dos ondas tropicales provocó elevaciones prácticamente de los ríos más importantes de nuestro país, estamos hablando del Río Grande de Matagalpa, que tuvo expresiones en la elevación de sus niveles, tanto a nivel de la Desembocadura del Río Grande, como en la Cruz de Río Grande; igualmente la crecida del río Prinzapolka y del Río Escondido, producto de las lluvias que prácticamente cayeron en la zona de Chontales que alimenta el río Siquia, las lluvias intensas que cayeron en la zona de Nueva Guinea y que alimentan el río Mico y también las lluvias que cayeron en Muelle de los Bueyes muy próximas al Rama, dijo González.

Añadió que estas lluvias provocaron la crecida del río Rama, niveles que no se tenían desde hace muchos años, originando una situación de afectaciones a las familias.

Manifestó que el Gobierno Sandinista atendió desde el primer momento la situación, desde los niveles comunitarios, municipales, hasta las autoridades centrales.

Planes contra inundaciones han dado resultados

González reiteró que las lluvias este miércoles cesaron y los habitantes pudieron ver el sol.

“Podemos informar que de acuerdo a las últimas mediciones realizadas por INETER, el río Escondido que era uno de los que más no preocupaba por su impacto en la ciudad Rama, prácticamente ya está próximo a los niveles normales, en la mañana teníamos un nivel de 4.54 metros sobre el nivel usual del rio, pero lo más importante es que los tres afluentes, sus niveles están prácticamente en límites normales, lo cual implica que en las próximas horas este río va a ir bajando”.

Resaltó que en ninguno de las situaciones se han perdido vidas humanas, lo cual es muy importante, porque el sistema de persona, familia y comunidad, aún en circunstancias adversas ha sido manejado con mucha prudencia y se han puesto en práctica los planes contra inundaciones trabajados con anterioridad.

En Ciudad Rama de los 10 albergues abiertos, ya solamente están 5, pero que un poco más de 200 personas que se encuentran siendo atendidos, paulatinamente están regresando a sus hogares.

En el caso de Prinzapolka, González informó que también se está normalizando la vida en esa zona, y que están atendiendo a unas 180 personas que se encuentran albergadas en el Instituto de Alamikamba.

Comunicado SINAPRED

La Co- Dirección del SINAPRED cumple con el deber de informar a la población que la situación en el municipio de Prinzapolka se viene normalizando poco a poco en la medida que el río viene bajando su nivel; en este momento se está atendiendo en el Instituto de Alamikamba a unas 180 personas que están recibiendo apoyo con alimentos, atención médica y agua potable mientras la situación se normaliza.

Una parte de las personas que se encuentran albergadas han iniciado durante el día sus actividades normales y únicamente llegan a dormir al instituto, esperando que el río haya bajado completamente y puedan regresar a sus casas en completa seguridad.

El gobierno seguirá acompañando y atendiendo de forma integral a las familias que han sido afectadas por las lluvias, muy atentos a cualquier fenómeno que se pueda presentar en las próximas horas y días muy propios del periodo lluvioso.